lunes, 15 de noviembre de 2010

Dialogar es la cosa más fácil

Vía

3 comentarios:

  1. Me recuerda una costumbre de otras èpocas: hubo un tiempo -o un tipo- que uno daba una tarjeta a una señorita desconocida en el autobús, por ejemplo, que rezaba :"Si le apetece pasear conmigo, sonríame por favor". Ideal para tímidos lanzados.

    ResponderEliminar

Más allá de mis rodillas

He dicho más de una vez que eres viejo cuando estás más pendiente de tus rodillas que de las rodillas de la vecina. Es mi caso. Pero me nieg...