domingo, 19 de septiembre de 2010

¡Qué moderno es meterse con el papa!


Ayer me compré el ABC, que es un vicio que suelo practicar los sábados y del que no tengo ninguna necesidad de disculparme. Digo esto porque no es nada extraño que algún alma caritativa se apiade de mí cuando cree sorprenderme en este estado de depravación e intente inmediatamente salvarme del error, generalmente con alguna ironía forzada del tipo: "¿Qué filósofo, regresando a la caverna?" Normalmente me limito a poner cara de circunstancias y a prometer mi perseverancia en el error. Pero ayer la cosa fue un poco más grave. El papa salía en portada. La persona que me vende el diario,  habitualmente discreta, se vio empujada a hacer un comentario sobre la cara de malo que tiene el papa, añadiendo, eso sí, un "espero que no te siente mal." Inmediatamente se sumó al comentario una joven a la que sólo conozco de vista. "¡Y si sólo fuera la cara! ¡Menudo tipo!". No dije nada. Me limité a pagar cristianamente. Puse el ABC delante del resto de diarios que había comprado y con la portada bien visible me fui para casa.



Crusade against the pope: an Inquisition-in-Reverse


21 comentarios:

  1. Usted siempre tan snob. ¡Mira que comprar periódicos!

    ResponderEliminar
  2. Quizás te compres el ABC el sábado porque ese día publican el suplemento cultural, al igual que otros hacen de forma igual los viernes creo con el Mundo.

    Nada es perfecto.

    ResponderEliminar
  3. Más que de malo, tiene cara de nada. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Gregorio, a lo mejor esto te hace algo de gracia: http://losritosdepaso.blogspot.com/2008/11/filosofar.html

    ResponderEliminar
  5. Es verdad que en la actualidad lo que está de moda es la postura que describes. Pero también es cierto que la Iglesia se ha ganado a pulso estar en la situación que está. Y me refiero a la Iglesia porque el papa funciona aquí como su representante. A fin de cuentas el papa es un monarca absolutista (el único que queda en Europa) que detenta los tres poderes y que tiene una autoridad incuestionable (ni siquiera se le puede replicar legalmente). Toda esta situación genera una relación con sus fieles de sumisión, cosa que nada tiene que ver con lo que fue originalmente el cristianismo. Recordemos además que Jesús denunció que el templo se hubiese convertido en una casa de bandidos. Hoy en día, en cambio, hay que pagar para entrar en algunas Iglesias, para poner velas, etc... Es posible que la gente no haga un análisis muy profundo, pero cuando algo está podrido huele mal y resulta repulsivo. Se acaba notando. Es por esta circunstancia (además de por otras) por lo que han crecido tanto las ong's en la época contemporánea. Mucha gente tiene necesidades espirituales y no sabe cómo expresarlas. La actitud de la Iglesia ha sido importante (aunque no sea el único detonante) para que las personas busquen otros caminos en los que expresar su humanidad y su espiritualidad.

    La trayectoria de degeneración de la Iglesia comenzó muy pronto y parece no haber terminado. En torno al s.II con el establecimiento de los obispos y presbíteros, y con la formalización de los ordenamientos (algo que, en realidad, procede del derecho romano y no de lo que Jesús predicó), ya se comenzaron a torcer las cosas. La pederastia no parece el límite de estos caminos equivocados. En cuanto a la época contemporánea la escisión definitiva que ha sido el detonante de este aborrecimiento comenzó, creo yo, con la condena de los anticonceptivos en los años cincuenta del siglo pasado. Popularmente hablando ahí la gente se sintió con motivos para caminar en otra dirección que la que marcaba la Iglesia.

    En cuanto a este papa, uno de los principales teólogos contemporáneos, resulta llamativo lo poco simpático que cae. Algo que está en el extremo de su predecesor. Yo diría que el principal motivo es la falta de piedad que desprende. Con el nuevo papa se ha ganado en nivel teológico y se ha perdido en contacto humano. No me extraña que proliferen tantas alusiones a lo odioso que es. Su actitud es la de mostrar una Iglesia de prohibiciones y sus palabras distan mucho de la capacidad piadosa que tenía Juan Pablo II.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Si la modernidad empezo con el dia que a San Pablo le dio por cambiar la historia, pues si, es moderno. Se lo han ganado a pulso --- y esto de la inquisicion on the reverse... por favor...

    "Increasingly, religion is indicted for taking its own doctrines too seriously – that is, for being a religion."

    Pues claro que si. Unapologetically.

    ResponderEliminar
  7. Ocurre que es un teólogo y, por tanto, un pensador, inmenso. Y he ahí porque resulta odioso. A quién se le ocurre. Papa, y encima empeñado en que lo leamos.

    ResponderEliminar
  8. Es lo que tiene vivir en Cataluña.

    ResponderEliminar
  9. Perdónenme ustedes que no conteste individualmente, pero ando escaso de tiempo.
    En un mundo que ha descristianizado el cristianismo (a la par que ha descafeinado el café) para quedarse con los mandamientos light del Evangelio, no puede ser sino un motivo de afrenta el que alguien nos recuerde los valores originales de los que los nuestros son una fotocopia diluida.

    ResponderEliminar
  10. Añado otra cosa a vuelapluma: Creemos haber matado a Dios, pero nunca nos hemos preguntado seriamente qué es un dios. De ahí que los templos (hay muchas, muchas clases de templos) estén llenos a rebosar, con altares llenos de dioses cuya divinidad adoramos sin saberlo (¿qué mayor muestra de fe?).

    ResponderEliminar
  11. el fútbol, por ejemplo, no ?
    Pienso que es claramente una campaña de desprestigio contra la Iglesia.Este Papa está afrontando con valentía y humildad las acusaciones de la pederastia, ha perdido perdón públicamente no sé cuantas veces. Y estadísticamente parece que hay más padres o maestros pederastas que curas y no por ello dejamos de creer/valorar estas instituciones.

    ResponderEliminar
  12. Gregorio. A estas alturas lo que queda en los altares son ídolos. También ha quedado descafeinado el altar.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Nietzsche: "... y en torno al Dios todo se vuelve... ¿mundo quizás?". Miremos nuestro mundo e intuiremos los dioses en los que creemos. El mundo no es sino la redención posible que nos entrega un dios a cambio de nuestra fe. Los altares siempre tienen dioses y sobreabundancia de beatos.

    ResponderEliminar
  15. Me ha hecho mucha gracia el post porque refleja uno de los dogmas de nuestra época “la Iglesia es muy perjudicial”, “el cristianismo ha sido malísimo para occidente” y por supuesto “El Papa es feo y aborrecible”. Son todas formulaciones de lo mismo.
    Lo más peligroso es en qué cosas se llega a “creer” cuando se deja de creer en la religión tradicional.
    Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa. (Gilbert Keith Chesterton)

    ResponderEliminar
  16. Como buena atea (toda religión me parece como mínimo arrogancia: creerse el centro del universo, etc., cuando el mundo no es más que un minúsculo y afortunado accidente cósmico) soy muy conciente de mi pertenencia a la cultura judeocristiana (no será "improcedente" mentar todavía el primer adjetivo, espero). Por ello, lo que me solivianta de verdad de todo esto es que todos esos atacantes de la iglesia católica y del Papa por lo de la pederastia no digan ni mu sobre las mucho mayores atrocidades perpetradas en nombre de la religión islámica.

    ResponderEliminar
  17. El caso es que yo sólo quería comprar el ABC tan pacíficamente. Y de hecho no me metí con nadie. Ni tan siquiera se me ocurrió ponerme a comentar las portadas de los periódicos que compraban los demás.

    ResponderEliminar
  18. Teresa:

    ... lo que me solivianta de verdad de todo esto es que todos esos atacantes de la iglesia católica y del Papa por lo de la pederastia no digan ni mu sobre las mucho mayores atrocidades perpetradas en nombre de la religión islámica.

    Que conste que yo también me meto con los musulmanes. Incluso con los moderados :P

    Por otro lado, si hoy se cometen "mayores atrocidades (...) en nombre de la religión islámica" que en nombre de la religión cristiana, no se debe a que ésta sea más pacífica per se (acordaos de la Inquisición, o de...), sino más bien a que, gracias a Dios, «ha asimilado alguno de los frutos de los últimos dos mil años de pensamiento humano (política democrática, progresos científicos en todos los frentes, preocupación por los derechos humanos, el fin del aislamiento cultural y geográfico, etc.)» (Sam Harris).

    En otras palabras: el cristianismo es hoy una "fotocopia diluida" de lo que era, afortunadamente. En cambio, el islam (o mejor dicho, los musulmanes), todavía está en una fase bastante... conflictiva :P

    ResponderEliminar
  19. ¿Está insinuando que la iglesia y sus representantes tienen algo que ver con Dios?

    ResponderEliminar
  20. Hugo:

    "En otras palabras: el cristianismo es hoy una "fotocopia diluida" de lo que era, afortunadamente."

    No, ha evolucionado, como todo occidente. Eso es lo que muchos ateos porque yo lo valgo, no entienden. Ahora me puedes contestar con la típica respuesta de que la Iglesia es reaccionaria y demás, pero igualmente son muchos Estados dictatoriales (alguno declarado ateo y todo), y de ello no se puede derivar que el Estado es malo per se.

    ResponderEliminar
  21. Sólo se me ocurre añadir una reflexión de Heidegger: "Este tiempo sin dios se ha vuelto tan indigente, que ya es incapaz de percibir la misma ausencia de dios."

    Un día os contaré hermanos míos, la iluminación que he tenido en la playa de Ocata frente a una estatua de Buda.

    Pero cada cosa a su tiempo. Ahora llueve a mares y quiero disfrutar de la lluvia.

    ResponderEliminar

Días de coronavirus, 44. Dilemas

Día -¡al fin!- de trabajo intenso y productivo. Productivo no significa que haya escrito páginas admirables, ni tan siquiera que haya avanz...