miércoles, 1 de septiembre de 2010

La perfección existe. Y es eterna...

... y por eso es inseparable de la melancolía




Greta Garbo en The mysterious Lady (1928) y la música de Maxence Cyrin (puede encontrarse en su disco Novö Piano, 2009).

17 comentarios:

  1. Impresionante, me ha dejado literalmente con los pies en el aire y la cabeza en el suelo...

    ResponderEliminar
  2. El cine hablado fue un paso atrás, el color un mierda soportable y las 3D el fin de la especie sapiens.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, sí, quedan los Pixies.

    http://www.youtube.com/watch?v=gGXdXcpNsv4

    ResponderEliminar
  4. Javier: No hay progreso sin pérdida.

    rA: No quisiera yo causarle indirectamente ningún estropicio...

    Ja,rA: La de cosas que hacemos para merecer ser elegidos...

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con la primera mitad de la primera frase, Gregorio,

    ResponderEliminar
  6. No, no hay.
    El cine en 3D es una clara llamada a ser más tontitos.

    ResponderEliminar
  7. Precioso el vídeo, especialmente bonito es el tema musical. ¡Muchas gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, he enlazado esta entrada en mi perfil de Facebook; espero que no le parezca mala idea.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  9. Javier: Claro, la frase completa es redundante.

    Mr. K. Javier: Para espectáculo auténtico, ÉSTE

    ResponderEliminar
  10. uan Carlos: Me parece muy buena idea. Yo me quedo con la caricia de él, al final, en la mejilla de la Garbo. Que es el gesto de victoria de un cautivo.

    ResponderEliminar
  11. El es Conrad Nagel, un gran actor bastante misterioso también. Cuidado con la chica, que es una espía rusa...

    ResponderEliminar
  12. Júlia: ¡Qué sabia es usted!
    1) Efectivamente es Nagel, que tuvo un importante papel en la creación de la Academia de las Artes.
    2) Ella es espía, sí, pero el amor verdadero, al final, ni se compra ni se vende, ni hay en el mundo dinero...

    ResponderEliminar
  13. Luri, en toda expresión artística existen sus Meninas. Y de todas ellas se desprende la melancolía.

    Te agradezco infinitamente este post; acabado de ver levanto la cabeza y veo el cielo encapotado sobre Cabeza Reina, la luz del ocaso... No sé como voy a seguir con lo que estaba haciendo...

    ResponderEliminar
  14. Luis: ¿No dicen que la melancolía es la alegría del pobre? ¡Pues saboreémosla! Yo tengo aquí al lado una copa de vino. Un "1780" de Castell del Remei. En las bodegas de Costers del Segre están haciendo cosas muy interesantes. Es un vino que entra un poco dulzón, pero tras abrirse en la boca va soltando una gran variedad de matices y se va diluyendo lentamente dejando una huella larga con un toque amargo al final. De lo más adecuado para estas ocasiones.

    ResponderEliminar
  15. Ella vestida de noche, él de uniforme. Nada más empezar, ya ganan dos a cero al presente.

    Ya de paso, para fetichistas del material escolar,

    http://www.penciltalk.org/

    ResponderEliminar
  16. Buen vino ese, don Gregorio. Descubrí esa bodega allá por el pleistoceno, cuando todavía se pagaba en pesetas y el "Gotim Bru" costaba unas setecientas.
    Por cierto que este sábado voy a descorchar un "Viña Magaña" navarro (uno de los primeros bodegueros que se atrevió en España con el merlot) gran reserva del 82. Ya le contaré.

    ResponderEliminar
  17. Si "Platón" es "ancho de hombros" ¿no se puede considerar a Greta Garbo una belleza muy platónica?

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola