jueves, 28 de junio de 2012

La cerveza no es tan mala

Observando a los bebedores de cerveza
en esta estación de Mannheim,
siento confirmada una íntima convicción
de manera pública:
manteniéndose en pie ante la historia
y ante sus propias existencias
estos tipos demuestran
que vivir puede ser terrible unas veces,
pero otras es casi aceptable,
no hace falta gesticular:
la cerveza no es tan mala,
el tren acabará llegando.

Charles Bukowski, Shakespeare never did this. Traducción (muy) libre.

3 comentarios:

  1. Un vaso vacío -o vaciado-, un reloj de bolsillo abandonado....
    El Café de Ocata está triste desde que Helio le disparó sus flechas incendiarios...

    ResponderEliminar
  2. Pansit com una bleda (com una bleda pansida és evident) y necesitado de la aspersión urgente de unos cuantos mojitos en compañía de los peltastas tracios. En el Vins hacen unos divins. Yo invito.

    ResponderEliminar
  3. Don Goyo

    Perdido andaba en las entradas de su blog, y no logré hallar el camino hacia su respuesta.
    Ayer me llevaron hasta ésta.
    El comando habitual tracio -y sumerio, hoy- desembarcará, cual séquito dionisíaco -¿dios tracio?-, seguramente el miércoles que viene, dispuesto a rendir pleitesía a este dios y comulgar con él.

    ResponderEliminar

Z.

Me cuenta su viuda que en el transcurso de una revisión, a Z. le encontraron un pequeño carcinoma en un pulmón. Nada grave, en estos tiempo...