jueves, 16 de febrero de 2012

Ascetismo de clases

Pero ¿qué es lo que el obrero quiere? –preguntó Madariaga a un dirigente anarcosindicalista español en Oxford.

Lo que el obrero quiere es no ser obrero.

Vía Salmonetes

A mi mi madre me lo decía de otra manera: "Hijo, cualquier cosa, menos del campo".

7 comentarios:

  1. Yo recuerdo una película italiana de los setenta, una comedia, en que un chaval emigrante del Sur le escribía a su madre : "Ya no soy obrero, bueno, soy obrero del Metal, que es una cosa muy distinta..."

    ResponderEliminar
  2. Perito, Don Gregorio. A ser posible perito industrial. Eso hace feliz a cualquier madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre quería hacer de mi un perito agrícola. Sin embargo a mi me dio por estudiar cosas raras. "Hijo mío -me preguntaba con cara resignada-, ¿porqué no estudias cosas que se las pueda decir a las vecinas?". Y yo, sin hacerle caso, venga con la pedagogía y la filosofía. Nunca supo lo mío con la tracología y nunca me atreví a decirle que soy miembro de la Sociedad Internacional de Plutarquistas.

      Eliminar
    2. Lo de la Sociedad Internacional de Plutarquistas es puro vicio. Hizo bien en ocultárselo a su madre.
      Un compañero mío de trabajo decía que él nunca le explicó a su madre que trabajaba como informático. "Soy pianista en un burdel" le decía.

      Eliminar
  3. a mi me pasa que no quiero ser feo, pero ya que lo soy quiero serlo con dignidad.Y como las dos cosas, querer y no querer serlo, no pueden ser a la vez, me quiero feo como soy. El dirigente anarcosindicalista miente hablando así del obrero, lo que dice es verdad sólo de sí mismo, que por eso es dirigente (y es que unas cuantas horas liberadas cambian a cualquiera, no?)

    ResponderEliminar
  4. Y a mí mi padre de otra: "De todo se vive, hijo".

    ResponderEliminar

De Valera a Balmes

Día de sol generoso, potente, hiriente, incluso, que arranca blancos de las paredes encaladas que han permanecido durmiendo hasta ahora. Y c...