jueves, 2 de febrero de 2012

El precio de la mala educación

Desde el inicio de esta crisis el número de personas empleadas ha caído en 2,7 millones. Pero no todos los grupos de educación han sufrido igual la caída. El  80% de esta caída se concentró en personas con un bajo nivel educativo, equivalente a la Enseñanza Secundaria Obligatoria o menos. Por el contrario, el empleo de las personas con estudios superiores (FP de grado superior y titulados universitarios) ha sido más resistente a la crisis, aumentando incluso en unas 107 mil. El resultado es que, como muestra el Gráfico 1, por primera vez en nuestra historia, desde el último trimestre de 2011, el número de ocupados con estudios superiores supera al de ocupados con estudios de nivel bajo.

Más información en Nada es gratis

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Amigo Mio muy bueno tu escrito y no me fió nada pero nada de Mariano Rajoy con las comunidades nacionalista separatistas.
      No se van a bajar del burro y no van a consentir que el Estado entre en sus reinos de taifas, osea que lo de la educación va por mal camino y si no al tiempo

      Eliminar
  2. Gracias por la referencia. También habria que incluir en el precio la entrada del Seat Ibiza con el primer sueldo en la construcción. En todo caso, no olvidar que lo que dice la estadística es que se destruyen puestos de trabajp que requerian baja cualificación y que estadísticamente el paro no es consecuencia de la mala educación, como insinuó el ministro el otro dia.

    ResponderEliminar
  3. Jordi: Me interesó mucho la relación entre abandono escolar y el boom del ladrillo. Llegué a la conclusión de que, en contra de lo que se tenía por obvio, los que abandonaban la ESO no lo hacían, de manera muy mayoritaria, para ir a trabajar a la construcción, sino para incrementar el número de ni-nis. Por eso el número de abandonos sigue siendo alarmantemente alto, a pesar de la crisis económica.
    Tampoco estoy seguro de que, en nuestro caso, el paro no sea consecuencia de la mala educación. O, dicho de otra manera, de que no haya ninguna relación fuerte entre el capital social y la estructura económica del país, especialmente en una situación como la presente, de expansión de la economía del conocimiento. Pero, sea como sea, lo que sí parece evidente, es que la mano de obra menos cualificada es la primera en ser despedida en tiempos de crisis y la última en ser contratada en tiempos de crecimiento. Sin embargo -y esto me genera una gran curiosidad- esto parece que no es así en todas partes. Acabo de leer un libro muy interesante, "Class Dismissed. Why we cannot teach or learn our way out of inequality", escrito por un pedagogo de izquierdas norteamericano, John Marsh que pone de manifiesto que en los USA ha crecido más la demanda de mano de obra no cualificada que cualificada. Claro que este autor, que forma parte de lo que yo llamo la izquierda masoquista, sostiene que la educación no cumple ningún papel en la movilidad social de un país.

    ResponderEliminar
  4. Para tener una foto completa habría que saber cuántos de los puestos cubiertos por los de estudios superiores se corresponden a ese nivel de formación superior, no vaya a ser que tengamos a licenciados en filología (por decir algo) haciendo de reponedores del Carrefour

    ResponderEliminar

De Valera a Balmes

Día de sol generoso, potente, hiriente, incluso, que arranca blancos de las paredes encaladas que han permanecido durmiendo hasta ahora. Y c...