jueves, 29 de mayo de 2008

On the road II


Este post va dedicado en primer lugar a los dioses tracios, por haber protegido a quienes tantas satisfacciones me están dando; y después a la raquía, bebida capaz de hacerte mantener una amena conversación con la cabeza cortada de Orfeo; a la shopska salata, porque es la única ensalada del mundo que se come acompañada de generosos tragos de aguardiente; a las noches de los Balcanes, que concentran todas las maravillas estelares; a la phiale mesónfala del tesoro de Panagurishte, por tener este nombre; a Phlegón el paradoxógrafo, por quien sabemos que Polícrito, convertido en fantasma, devoró a su hijo, dejando sólo la cabeza, que los conciudadanos del finado expusieron en el mercado por su poder oracular. Y claro, va dedicado a Zlatina Rousseva, directora de cine, que es capaz de ponerme delante de una cámara y conseguir que la cosa funcione, y a un ser sobresaliente, Louisa Loukopoulou, una mujer sabia, muy sabia, que los dioses tracios, confirmando su generosidad, han puesto en mi camino. Louisa es investigadora del Instituto de Antigüedades Griegas y Romanas de Atenas, lo sabe todo del mundo griego y maneja al dedillo cualquier cosa que pueda saberse de las colonias griegas del Mar Negro y del Egeo tracio.

Y también me lo dedico a mi mismo, porque voy a coger ahora mismo la cama con voracidad y no voy a parar de dormir hasta templarme.

8 comentarios:

  1. Descanse para dar bien ante la camara ..sigo su periplo con una sana envidia ...uff:)

    ResponderEliminar
  2. Espero nos llegue una copia!!
    Tu tienes aspecto de Tracio y mente de Griego, una combinación perfecta! Estoy deseando ver la pelicula!!!Ire a verla donde sea, pero si es posible, que te manden una copia, ya me imagino los paisajes buldaros, las tumbas, vuestros comentarios, ¿Que afortunados sois!!! y como a Peggy que envidia me dais!!Cuidaros!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tenga cuidado mi estimado Don Gregorio... el camino tiene un escollo .~)

    ResponderEliminar
  4. ¡Demonios, doña Kasandra, especifique, por favor!
    ¿Esta noche?
    ¿Mañana, quizás, que me llevan dos mujeres a recorrer monasterios?
    ¿Algún fantasma que ronda por la habitación del hotel -lo intuyo-?
    ¿A qué tengo que tener cuidado?
    ¿A qué santo me tengo que encomendar?

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay Don gregorio! ¡Qué le he sonreído al final! Y le vuelvo a sonreír .~)

    Lo de las mujeres y los monasterios suena muy pero que muy bien. Vamos, yo no quisiera perdérmelo pero aquí ando como los demás... esperando por las a-fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. jjajaja
    Coger la cama con voracidad
    hasta templarme, nunca había escuchado eso.
    Si en cambio caer inconsciente, estmparse contra las sábanas, abrir el sobre...
    Es muy gráfico, con esa voracidad de descanso, con las pilas completamente gastadas, se duemre fundamentalmente bien, y se reponen las fuerzas.
    Mejor que vivir y dormir amedio gas, que ni comes, ni duermes, ni ná.
    Saludos gatunos
    Mr. Luri.

    (PD:
    Las cámaras suelen imponen bastante, sobretodo al principio, espero accedere algún dia a esas imágenes tan exóticas, de trácicos en falditas,mmm.
    No me lo pierdo.)




    1a1a1a
    c6ger 3a ca0a c6n v6rac5dad hasta te0-3are0,
    n4nca 36 hab´5a esc4chad6 as´5, 1a1a es 04y gráf5c6.
    C6n6c´5as care 5nc6nsc5ente 66

    ResponderEliminar
  7. Me pregunto si la rakia-rakí-rakija, no será en realidad la bebida de frutos, fermentada-putrefactada de Otoño a Invierno, en un poterión de los T+rakios o T+rakias. Th+Rakía.
    Enrri

    ResponderEliminar
  8. Don Enrri: Exactamente eso eso. Hay rakías de diversos frutos. A mi me gusta especialmente la de ciruela. Va perfecta con el yogur búlgaro y con la ensalada.

    ResponderEliminar

Buenos días

  Mingote  Se supone que está a punto de llegar una ola de calor que nos dejará a todos achicharrados, pero aquí, en Ocata, sopla u...