viernes, 16 de mayo de 2008

De mayo a otoño del 68

Cuanto más cosas leo sobre mayo del 68 más me voy percatando de que aquellos estudiantes épicos que querían toda la historia en una cucharada, viven hoy confortablemente instalados en sus jubilaciones, mirando hacia atrás con orgullo y hacia delante con vergüenza, porque a sus hijos sólo les van a dejar las migajas del gran pastel de la sociedad del bienestar.

El Estado del bienestar es un magnífico invento, pero lamentablemente sale caro. Se basa en la idea de la solidaridad intergeneracional, es decir, en las transferencias entre unas y otras generaciones. Sin esta transmisión de transferencias no hay sociedad del bienestar.

La herencia de los sesentayochistas será todo lo romántica que se quiera, pero cuando sus hijos han retirado su envoltorio, tan bonito, lo que han encontrado es una deuda pública desmedida. No saben muy bien qué ha pasado, pero comienzan a pensar que alguien los ha estado expoliando... alguien que ha estado viviendo a crédito de un futuro que era de todos. Porque en la sociedad del bienestar se socializa el futuro.

Cuando a los jóvenes franceses se les pregunta si creen que su futuro es prometedor, sólo un 26% contesta afirmativamente (otros resultados: Dinamarca, 60%; EEUU, 54%, China, 43%; España, 32%). De ahí que no sea del todo sorprendente que solamente un 11% se muestren partidarios de contribuir con sus impuestos a la jubilación de sus mayores (otros resultados: China, 63%; Dinamarca, 35%; EEUU, 32%; España, 21%).

23 comentarios:

  1. Me resulta sorprendente, hasta se me cae la quijada, cuando NO SON POCOS los individuos que en edad de merecer (trabajar, me refiero) y con salud "suficiente" como para ganarse el pan (y repito: suficiente), tan sólo pasan el tiempo urdiendo triquiñuelas con tal de conseguir "incapacidades" con derecho a prestación.

    Y la vaca no da para tanto Don Gregorio, que el que mucho exprime saca sangre (eso sí, y otros: votos).

    Cuento esto, como por ejemplo...

    ResponderEliminar
  2. Los sesentaiochistas miran horrorizados, Ferry en el libro que usted citó, cómo sus hijos, o nietos adolescentes, se manifiestan por la seguridad de sus futuras pensiones.

    ResponderEliminar
  3. Mar, Claudio: La tesis de Luc Ferry y Alain Renaut ("La Pensée 68. Essai sur l'anti-humanisme contemporain") es que mayo del 68 fue pura y simplemente una revolución individualista.
    Yo considero que fue el pistoletazo de salida de la posmodernidad.

    ResponderEliminar
  4. El estado del bienestar consiste en comerse el trigo destinado a la siembra. ¿Un fantástico invento?

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que no voy a ser yo quién defienda a mayo del sesenta y ocho, pero sí el Estado del bienestar. El artículo me parece impreciso por varias razones;

    1. La relación entre el Estado del bienestar y mayo del 68 me parece por lo menos ambigua. El estado del bienestar se remonta a principios de siglo (Bismark) y de hecho, existen varios modelos de Estado del bienestar (cristianodemocrata-continental, escandinavo y liberal), todos ellos existían antes de mayo del 68. http://ego-marx.blogspot.com/2005/10/tipos-de-estado-del-bienestar.html

    2. Lo que usted identifica como "Estado del bienestar" se refiere (las transferencias intergeneracionales), en realidad, al sistema de pensiones y de forma accesoria a otros servicios sociales (sanidad, cuidado de ancianos, etc...) pero no tiene nada que ver con el resto (políticas familiares, seguro de desempleo, etc...). De hecho, el estado del bienestar del futuro tenderá a centrarse, cada vez más, en los niños y los jóvenes http://www.lorem-ipsum.es/blogs/laleydelagravedad/?p=23

    3. El problema del envejecimiento de la población no es culpa del Estado del bienestar, es un problema macro donde cada vez hay menos gente que trabaja. Esto ocurriría también con un esquema de seguros privados(sin estado del bienestar) así que me parece totalmente inapropiado echarle la culpa a mayo del 68. http://www.lorem-ipsum.es/blogs/laleydelagravedad/?p=16
    http://www.worldbank.org/knowledge/chiefecon/conferen/papers/rethinking.pdf

    4. Tengo 22 años así que mi visión sobre mayo del 68 es bastante difusa. Pero desde mi punto de vista, mayo 68 es condenable por otras razones, no por su -dudosa-aportación al estado del bienestar. El paradigma estético de la izquierda de hoy está basado en mayo del 68 y está terriblemente inadaptado al mundo del futuro (el hipismo, el posmodernismo, la sensación de gratuitidad, la exaltación de la juventud etc...) y sobre todo muy dificil de superar herencia de belleza acumulada http://www.lorem-ipsum.es/blogs/laleydelagravedad/?p=41. Por otro lado, mayo del 68 tuvo grandes méritos sobre temas qeu hoy se consideran conquistas sociales (bioética, liberación de la mujer, etc...).

    ResponderEliminar
  6. A mí se me cae la quijada cuando veo a tanta gente dispuesta a trabajar por sueldos de miseria mientras pensadores mercenarios tratan de hacernos creer que el Estado del Bienestar es caro e insostenible. Lo que es caro e insostenible es el Estado Penal y Policial que implica el desmantelamiento del Estado del Bienestar (véase el caso de EEUU en los últimos 30 años). Y lo que es caro e insostenible -para la mayoría de la humanidad- son los paraísos fiscales y las deslocalizaciones de empresas y la especulación y la contaminación y toda la farsa liberal y neoliberal que quiere hacernos creer que los impuestos son un robo y que hay que dejar a la mano invisible de la economía que reparta suerte. Lo que es caro e insostenible para la mayoría es precisamente la ineficacia del Estado del Bienestar porque sin un Estado que corrija los desmanes del capital son los salarios los que seguirán bajando hasta la precariedad más infame.

    ResponderEliminar
  7. Eso es: individualista y los demás la excusa.

    ResponderEliminar
  8. Tumbaíto: A mi el Estado del bienestar me parece un buen invento. Pero alguien tiene que explicar que no sale gratis.
    En realidad no nos sale gratis, me parece, ninguna de nuestras buenas ideas.

    ResponderEliminar
  9. Citoyen: El caso es que en las encuestas los jóvenes franceses se muestran los más pesimistas de Europa. No confían en el futuro y responden dando la espalda a todo esfuerzo solidario. Ese es un hecho que confirman todas las encuestas.
    Lo que pretendía era poner en relación el optimismo de los padres con el pesimismo de los hijos.
    Estoy completamente de acuerdo en que los sesentayochistas no son los creadores del Estado del bienestar. Respecto a las tensiones intergeneracionales en Francia por el reparto de la carga del Estado del bienestar, no es algo que me invente yo, sino que es un debate permanente en la prensa framcesa..

    ResponderEliminar
  10. Querido Primo: Todos somos mercenarios de nuestras convicciones. ¿Usted no?

    ResponderEliminar
  11. Luri, se ha dado cuenta que ahora, que los jóvenes de hoy en día, en la exposición de sus tesis e ideas utilizan entradas de blog a modo de bibliografía, en lugar de libros o artículos de prensa?

    Serán los pies de página también hiperlinks a la wikipedia?

    ResponderEliminar
  12. querido gregorio, no me refería a ti cuando hablaba de pensadores mercenarios. supongo que también habrá librepensadores en las filas liberales y neoliberales. es más, ni siquiera sé muy bien si tú eres exactamente liberal o neoliberal, y perdona el tuteo pero no me gustan los tratos de usted ni los privilegios ni las mayúsculas ni las autoridades. yo me estaba refiriendo a todos esos intelectuales que escriben en ciertos medios y think-tanks y piensan de cierto modo por el sencillo hecho de estar patrocinados por ciertas corporaciones cuyos intereses son ¡oh, casualidad! la desregulación estatal de las relaciones económicas que siempre perjudican al asalariado de cuello azul y siempre benefician al empresario y al banquero.

    ResponderEliminar
  13. Querido Primo: Esos a los que usted se refiere (perdone el uso del usted, pero es que me lo impone el Libro de Estilo de este Café de Ocata) son los que no obedecen a sus convicciones. Y se los encuentra uno en los lugares más diversos del arco ideológico.

    Respecto al post lo que me parece fuera de duda es el exagerado déficit público del Estado francés ¿Por qué cree usted que se está retardando tanto la conexión de la alta velocidad con Francia? Ese déficit se está manifestando ya en una reducción de profesores en las clases y en una degradación lamentable de la escuela pública, la que en sus tiempos fue la Escuela Republicana.

    ResponderEliminar
  14. El estado del bienestar es una completa aberración (sabín que el mismísimo Keynes alabó el nacionalsocialismo alemán como el mejor régimen posible para el mismo?.

    Pero por atender a criminalidades menores, Fíjense por ejemplo en el sistema de pensiones: el fraude de la pirámide puro y duro.

    La aceptación de ese "fantástico invento" sólo puede darse en una mente idiota o criminal.(Entiéndase una o no excluyente.)

    Si lo que quiere es ayudar a los necesitados con el estado del bienestar, entonces es idiota. Y si quiere aprovecharse de ellos, entonces es criminal.

    Alguien con dos dedos de frente es capaz de ver que eso que llaman "redistribución de la riqueza" es exactamente lo mismo que "comerse el trigo almacenado para sembrar".

    Pero hablando de gilipollas me quedo con la imagen de esos argentinos gritando: "queremos a Perón aunque sea un ladrón". Pues eso, ¡hala a pasarlas putas!

    ResponderEliminar
  15. Dos apuntes;

    Lo que digan las encuestas no significa que sea un diagnóstico acertado. En francia, concretamente, tienen una habilidad innata para hacer diagnósticos falsos.

    Los franceses no tienen confianza en el futuro porque los políticos llevan cincuenta años mintiéndoles. http://www.lorem-ipsum.es/blogs/laleydelagravedad/?p=4 ; el sistema institucional plebiscitario sin partidos que tienen está diseñado para que sea así.

    Por supuesto, hoy no tienen esperanza en el futuro entre otras cosas porque Sarkozy, el gran reformador, se ha echado para atrás. En el caso de España, incluso en la época del crecimiento al 4% la gente era pesimista,... En general, no me parece razonable diagnosticar la salud de un esquema institucional en función de la opinión pública.

    "Respecto a las tensiones intergeneracionales en Francia por el reparto de la carga del Estado del bienestar, no es algo que me invente yo, sino que es un debate permanente en la prensa framcesa.."

    Bueno, es menos permanente de lo que debiera ser. Si agarra el programa de SEgolene, no había ninguna medida seria de reforma de la tensiones (aparte de cargarse la ley fillon). En el de Sarkozy, solo se fijaba en cargarse los regímenes especiales. Pero reforma o propuesta de reforma, seria, no ha habido ninguna.

    En general, me parece mal que identifique la situación en Francia (país que en un plazo de veinte años pasará a ser entre irrelevante o inexistente si las cosas no cambian mucho) y el Estado del bienestar en sí. El caso francés es un escenario pesadilla, pero de ni nguna forma un caso general

    ResponderEliminar
  16. Tumbaíto: Como insinúa Citoyen el Estado de bienestar es un invento conservador europeo, de Birmarck y Di Israeli.
    Kristol en "Confessions of a True, Self-Confessed Neoconservative" (1979) sostiene que "Un Estado del Bienestar, adecuadamente concebido, puede ser una parte integrante de una sociedad conservadora (...). Fueron los conservadores Bismarck y Disraeli quienes impulsaron el 'welfare state' y lo hicieron por impecables razones conservadoras: para adaptar a las masas a las vicisitudes y azares de la dinámica economía industrial".

    ResponderEliminar
  17. Citoyen: Yo creía estar hablando de un problema generacional en Francia.

    ResponderEliminar
  18. es absurda esa tendencia en la que caéis algunos (fomentada por los pensadores mercenarios del liberalismo y el neoliberalismo) de relacionar el estado del bienestar con la derecha o con el nazismo. mussolini y keynes estaban de acuerdo en la necesidad de implantar un estado del bienestar ¿y qué? ¿por qué no iban a coincidir en algo? alguna buena idea tenía que tener mussolini y si al duce le gustaba jugar al ajedrez pues a mí también y eso no me convierte en fascista. todas estas tonterías que hoy se escuchan acerca del estado del bienestar son fruto de la intoxicación: el estado del bienestar no es conservador. muy al contrario se trata de una idea progresista y socialista. otra cosa es quién la utilice. el estado del bienestar tampoco es ni mucho menos insostenible. esta es otra idea que parte de los mismos centros de intoxicación intelectual y que se realiza con el sencillo objetivo de destruir el socialismo. pero volviendo al asunto central quisiera añadir un par de cosas. primero, el mayo del 68 es -como el movimiento hippy- una necesaria y aún inacabada insumisión contra todo tipo de autoridad. su legado de liberación sexual es lo que ahora nos permite ser gays o bisexuales o lo que nos salga del pito sin darle explicaciones a nadie. lo que falta es la otra liberación: la liberación de la sociedad del trabajo y eso solo será posible mediante la renta básica universal, o sea mediante un sueldo de subsistencia para todo el mundo, o sea mediante el perfeccionamiento del estado del bienestar.

    ResponderEliminar
  19. ¿Cree que ignoro esos hechos, Sr. Luri? No sé por qué me recuerda el papel del consevadurismo en el latrocinio.
    ¿Cree que esa raza de zorras me merecen algún tipo de respeto? Cree que por saber que los conservadores han participado de ese latrocinio asqueroso veré a la misma sensatez esparciendo el welfare state?
    Los conservadores no me merecen mayor respeto que los progres. De hecho, me dan más asco que los progres. Son lo más rastrero y baboso del pesebre.

    ResponderEliminar
  20. Fíjate si debía ser yo feliz en el 68,que de aquellos hechos en París ,del Estado del Bienestar y todo eso que estáis mencionando, me enteré cuando una servidora , era adulta y bien adulta.Para algunas cosas soy de reflejos muy rápidos para otras de reflejos lentos,muy lentos.Creo que debía ser muy feliz en esa época,sí señor.Y cuando se es feliz(dentro de lo que cabe) sólo se está y se vive por lo que te hace ser feliz,los estudiantes en París pasaron completamente desapercibidos para mí.Ahora me pregunto de vez en cuando¿era feliz o torpe a más no poder?.Si algún día lo sé y a alguien le interesa se lo podré contar...Una tonta-feliz o una lista-desdichada,o yo qué sé qué soy....

    ResponderEliminar
  21. Anónima: Por una mera cuestión de higiene biográfica es mejor no pedirle nunca cuentas a la felicidad. Que se presente cuando quiera, con la excusa que sea, y que nos coja en casa con las puertas abiertas.

    ResponderEliminar
  22. Es verdad,Sr Luri,ya ve que estoy de acuerdo con su escrito,que debe corresponder a su forma de ver las cosas.Yo también lo veo así.No recuerdo haber tenido lleno mi tiempo de tanta felicidad como el el 68.Es ahora cuando me cuestiono si era aquello felicidad o torpeza.Sea lo que fuera debía estar muy dichosa cuando tales fenómenos no me rozaron en lo más mínimo.Me rozaron más tarde,cuando,seguramente,ya no era tan feliz.la única explicación lógica que me viene a la mente.Acepto otras explicaciones,que ,quizás ,estén más cerca de la realidad que las mías.Aunque ya sé que me va a responder que no son necesarias.Sigo diciendo,que si lo averiguo algún día y a alguien le interesa ,se lo contaré por si le merece la pena a alguien.L-BCN

    ResponderEliminar

B., Calderón y yo

Mail de B., que ya está en casa: "J’ai lu dans sa mauvaise traduction française votre dernier article de The Objective.  Je n’ai pas co...