lunes, 5 de mayo de 2008

Por qué cayó el comunismo

"¿Alguna vez se han preguntado por qué el comunismo cayó? Hay tantas teorías... pero hoy les vengo a exponer una en concreto: Por la suma fealdad y grotesco extremo de sus parques infantiles".

Más información (completamente convincente) en Antitodo

12 comentarios:

  1. Es que los niños son el germen y se les ha de cuidar... Me voy a fijar más en los parques a partir de ahora (de los perritos, no vaya a ser).

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, Mar, los parques son decisivos en la construcción del imaginario infantil. No paramos de criticar la tele por sus influencias nociva y resulta que es en el parque donde asumen sus valores y contravalores. ¡Pidamos un libro blanco y una comisión parlamentaria!

    ResponderEliminar
  3. joder

    qué miedo

    se ha fijado usted en el detalle de la vaca trepando por la farola?. Es tremendamente inquietante.

    ResponderEliminar
  4. Lo que han hecho con ese excelso símbolo socrático-nietzscheano esos desalmados apandadores morales no tiene nombre.

    ResponderEliminar
  5. Eso es lo que pasa cuando el artista cobra sin importar lo que produce.

    De todos modos, lo que impidió la mayor extensión del Imperio Soviético fue lo extraño del sentido del humor de los rusos. Al oeste del Rin, o Rhein, cuando alguien está alegre, canta melodías en tono mayor. Los rusos, en cambio, prefieren el tono menor, que nosotros percibimos como tristón, o incluso malhumorado.

    Moraleja: si quieres conquistar el mundo, presta atención a tus chistes.

    ResponderEliminar
  6. Lo que han hecho con ese excelso símbolo socrático-nietzscheano esos desalmados apandadores morales no tiene nombre.

    Sin embargo, la vaca que pare una ternera tras subir por un poste de hierro es un conocido tema del Zen.

    ResponderEliminar
  7. Peor fue lo que hizo la Disney, que cogió todos los cuentos infantiles y les puso un final feliz. Y claro, así nos va ahora, que recibimos hostias por todos lados y en lugar de devolverlas, nos quedamos como imbéciles pasmarotes sin saber cuando cambiaron las reglas del juego.

    ResponderEliminar
  8. De todos modos, Don Gregorio, creo que los estaban preparando para que se sintieran cómodos en sus paradas de autobús...

    ResponderEliminar
  9. Tiene usted razón, doin Arrebatos: Siempre he sospechado que Disney era aun peligroso comunista.

    ResponderEliminar
  10. ¡Tremendo! ¡Acojonante!

    Resulta difícil de creer.

    Ya sabe que Ferlosio habla de Disney como de la peste.

    ResponderEliminar
  11. Portorosa: Por respeto a Ferlosio me permito llevarle de vez en cuando la contraria.

    ResponderEliminar

Recogerse por 3€

Los interesados en conseguir este libro por 3€, tienen que mandar un correo a esta dirección:  publicaciones.cultura@cultura.gob.es Ahí les...