viernes, 29 de mayo de 2020

Versos

Esta mañana Álvaro Petit me ha regalado este poema de Mesanza


Lucrecio nos enseñó -le he contestado- que se puede decir lo más triste de la manera más hermosa... y, entonces, ya no es verdaderamente lo más triste. 

Y él ha añadido este "bonus track" de Cirlot:

Este sonido triste que solloza 
es mi espada románica que piensa. 

Mi corazón oscuro la acompaña.

Le he respondido con estos versos del mexicano Homero Aridjis:

Buenos días a los seres
que son como un país
y ya verlos
es viajar a otra parte


buenos días a los ojos
que al abrirse han leído
el poema visible
 

buenos días a los labios
que desde el comienzo han dicho
los nombres infinitos
 

buenos días a las manos
que han tocado las cosas
de la tierra bellísima



Y entre versos nos hemos pasadoo un buen rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acting White

En El Subjetivo