domingo, 29 de agosto de 2010

Conocerás al hombre de tus sueños

Que quede claro que yo hubiese ido a ver la película hispano-americana Conocerás al hombre de tus sueños por una razón de peso, mi love affair con Naomí Watts. Lo hubiese hecho incluso a pesar del Banderas. Denme ustedes un primer plano de la Watts y quédense con todas las secuencias que quieran de la Jolie.

Pero Claudio dejó ayer un comentario que me hizo apresurarme a comprar la entrada. Éste:
"Creo firmemente que la vida es algo terrorífico e inestable (...) La única manera de sobrevivir es engañándose a uno mismo. La gente está desesperada por encontrar algo en lo que creer".

Woody Allen
Los que siguen este Café de Ocata ya entenderán mis prisas.

He disfrutado mucho. Me gusta como Woody Allen ha ido purificando su estilo hasta prescindir de todo esteticismo superfluo para centrarse en la pura trama, elaborada con unos personajes perfectamente definidos (lo que en este caso quiere decir con ese punto de sal gruesa imprescindible en la comedia que sólo los genios saben utilizar con precisión en el aliño) y unos diálogos y un ritmo marca de la casa.

Miren ustedes: Le ha salido una comedia de derechas, como tiene que ser, porque la comedia, desde los tiempos de Aristófanes, ha sido cosa de derechas. ¡Y si no, que se lo preguntes a Nietzsche! Por eso lo más divertido es contemplar a esos espectadores de mi edad que salen del cine convencidos de que han visto otra película de "uno de los suyos".

La aconsejo como introducción a las obras completas de Leo Strauss.

5 comentarios:

  1. http://www.elpais.com/articulo/opinion/Woody/Allen/vida/risa/elpepiopi/20100828elpepiopi_1/Tes

    ResponderEliminar
  2. Es que se lo apropian ustedes todo... la comedia, la metafísica... y la Watts. ¡Por Dios, dejen algo para los demás!

    ResponderEliminar
  3. Es que sin metafísica la comedia se convierte en chascarrillos de revistas del corazón, don.
    ¿Y la Watts no pretenderá usted que la socialice?

    ResponderEliminar
  4. Le haré caso por ser usted, pero yo no me he recuperado aún del trauma de "Vicky, Cristina, Barcelona".

    ResponderEliminar
  5. Si lo de Vicky, imperdonable.
    Pero piense usted que hasta Lou Reed a veces se equivoca.

    ResponderEliminar

El miedo al futuro

Leo en Le Figaro que, según un sondeo de Ifop-Asterès, más del 80% de los franceses miran al futuro con recelo y, muchos de ellos, dire...