miércoles, 25 de agosto de 2010

¿Perseverancia...? ¿Qué es eso?

I

Ha vuelto a publicarse el ranking de las mejores 500 universidades del mundo elaborado anualmente por la universidad Jiao Tong de Shangái. La primera universidad española que aparece es la Autónoma de Madrid, en el puesto 201.Estamos, sin duda, donde merecemos estar. Por gracia o por desgracia a la realidad le interesan más los resultados que las buenas intenciones.

II

España ya ha decidido, y a los hechos me remito, que en el contexto de la internacionalización de la economía, no quiere ser un agente, un miembro activo. Pero si bien nosotros podemos soñar durante un tiempo la ilusión autista de que podemos pasar del mundo, el mundo (que es muy hobbesiano y muy suyo) no pasa de nosotros ni un día y nos va colocando año tras año en nuestro lugar.

III

Casi al mismo tempo la revista Forbes publica su informe America's Best Colleges 2010. Pedagógicamente me parece que hay muchos más elementos a meditar en él que en el de la Universidad Jiao Tong, porque recoge una de las cuestiones más candentes de la actualidad: ¿Hasta qué punto las universidades sirven hoy para conseguir trabajo a los jóvenes? Muchas de las nuevas ofertas de empleo simplemente rechazan a los licenciados universitarios. El informe señala que de las 30 ocupaciones que más incrementarán sus necesidades de mano de obra en los próximos años, solamente 8 exigen un titulo de bachiller o superior a los solicitantes de empleo.

IV

De los datos como estos un buen numero de pedagogistas hispanos deduce que eso de estudiar ya ha pasado a la historia. Los contenidos se han quedado obsoletos y lo que hay que hacer es aprender a aprender. O eso o el Titanic. Pero el informe de Forbes sugiere algo muy importante: lo que piden a los que solicitan estos nuevos trabajos son dos cosas que a mi modo de ver están íntimamente relacionadas: inteligencia y perseverancia. Y aquí se encuentra, para mí, la clave de la cuestión: ¿Está dispuesta la escuela a tomarse en serio su trabajo y educar en la perseverancia? Miren ustedes: esto de la perseverancia no es nada nuevo, es una de las constantes pedagógicas de todos los buenos centros educativos de todos los tiempos, desde la Academia de Platón para aquí.

Dicho de otra manera: En vez de preocuparnos por lo que debiéramos cambiar para adaptarnos a un futuro que nadie sabe muy bien qué exigirá de nosotros (este es el dogma básico de los pedagogistas), debiéramos preguntarnos por la vigencia de las invariantes pedagógicas. Hay algunos (ciertamente somos un grupo reducido, casi una secta, pero no nos daremos por vencidos fácilmente) que creemos en la existencia de una antigualla llamada naturaleza humana y estamos convencidos de que , sea cual sea el mundo de mañana y de pasado mañana, seguiremos necesitando personas responsables y eficaces, inteligentes, bien informados, con capacidad de trabajo, sin miedo a asumir responsabilidades, resistentes a la fatiga, capaces de mantener concentrada su atención en actividades complejas durante largo tiempo, dispuestos a prender de sus fracasos y, en definitiva, decididos a asumir la perseverancia, esta vieja palabra escolástica, como lo que ha sido siempre: una virtud.

V

Conclusión: También en el futuro necesitaremos antiguos.

12 comentarios:

  1. Ay, Gregorio, cÓmo se le ocurre a usted nombrar la bicha: lo viejo.

    ResponderEliminar
  2. Serenus: Es que los abuelos tenemos licencia para desearles estas cosas a nuestros nietos.

    ResponderEliminar
  3. hay abuelos de muchas clases,
    recuerda aquello de: me lo decía mi abuelito, me lo decía mi papá..

    ResponderEliminar
  4. Será un lapsus, pero es poéticamente hermoso (aunque socialmente dañino): "dispuestos a prender de sus fracasos ".

    ResponderEliminar
  5. ya en serio. una pregunta trascendental (por anterior). ¿La sociedad se toma en serio la perseverancia? al fin y al cabo los sistemas escolares no hacen más que trasladar estados de opinión (o de su ausencia) previos. Eso es lo que hay (de preescolar a la Univ.) porque eso es lo que hemos querido. ¿Nos imaginamos a un Mou, es un decir, tratando con pañitos calientes a los divos de su club? Pues eso queremos para nuestras escuelas, porque lo queremos para nuestras vidas. malos tiempos... pero yo creo que la escuela no decide nada: todo funciona según una inercia que a mí me parece sin solución. Claro, habrá excepciones (y hasta filósofos), pero ya podemos despedirnos de una humanidad ilustrada en la era de la inteligencia emocional.

    ResponderEliminar
  6. Aunque parezca lo contrario, la perseverancia tiene sus defensores entre los que se dirigen al gran público. Uno sería Gladwell y su insistencia en las 10.000 horas. Otro es éste

    http://thetalentcode.com/book/

    que, si no recuerdo mal, salió por aquí.

    Otra cosa, don Gregorio. El libro que 'todo el mundo' está leyendo

    http://www.amazon.co.uk/Tenth-Parallel-Dispatches-Between-Christianity/dp/0374273189/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1282753619&sr=1-1

    y todo el mundo comentando

    http://news.google.com/news/search?aq=f&pz=1&cf=all&ned=us&hl=en&q=tenth+parallel

    ResponderEliminar
  7. Claudio: El loibro de Daniel Coyle lo pondría de lectura obligatoria en todas las facultades de pedagogía (de lectura obligatoria para los profesores, claro).

    ResponderEliminar
  8. MLL: Me lo apunto: "dispuestos a prender de sus fracasos".

    ResponderEliminar
  9. Gregorio, alucinada estoy. He puesto por casualidad la TV1 y están haciendo un programa que es una apología a la cirugía estética y al culto al cuepo.. alucinada de que pongan esto por la tele..así estamos de atontados . Cómo, cómo lo permiten??

    Respecto al post. Estoy muy de acuerdo con los puntos I y el II pero no tanto con el tema del Forbes, porque me parece que choca con la realidad precisamente. No sé si será así dentro de 100 años, pero hoy por hoy, el título universitario es una garantía de mínimos, de una categoría laboral mínima . Hace pocos meses se divulgó un estudio de la UE en que diagnosticaba que la demanda laboral se polarizará en el 2020, lo más demandado serán empleos de mano de obra con estudios básicos y empleos de alta cualificación. Hoy por hoy, cada día se exigen más títulos, por eso mismo, porque el título universitario se ha desvalorizado y lo que se pide ahora es master más... La responsabilidad, experiencia, perseverancia, eficacia no se pueden demostrar/evaluar si no es con tus logros, previos a un puesto de trabajo. Saludos

    ResponderEliminar
  10. quiero decir: previo un puesto de trabajo

    ResponderEliminar
  11. Que MLL apunte como lapus el "dispuestos a prender de sus fracasos" me ha dejado desconcertado. No sabía que se pudiera aprender de otro modo. Y me refiero a aprender de verdad, no sólo a memorizar. Aunque quizás sea que me he perdido algo por el camino...

    ResponderEliminar
  12. Yo me quedo con eso de que "También en el futuro necesitaremos antiguos."
    Que viejas semos, señor, con tantos anillos.

    ResponderEliminar

En desazón

Son las 7:00 de la mañana. El despertar del día me pilla con un libro sorprendente entre las manos, El hombre en desazón (gracias, Karl Mi...