jueves, 19 de agosto de 2010

De un lugar en el que agosto es verde













Tras escribir el post me entero de la muerte de Carlos Hugo de Borbón Parma. A mis hijos ya no les dirá absolutamente nada. A mi me recuerda a familiares que querían convencerme de una causa que siempre me pareció ajena, exótica y dividida. Hablaban de Carlos Hugo como del Mesías, pero no sabían quién había sido Zumalacárregui. Tenían suficiente para creer con saber en qué bando estaban sus muertos. El Círculo Tradicionalista sigue en pie en Pamplona con su hermosa fachada, en la Calle Jarauta, creo, pero prefiero traer hasta este café el Portal de Zumalacárregui. Leo a Miguel Sánchez-Ostiz, que escribe que Carlos Hugo "suscitaba el fervor popular entre los viejos y los jóvenes". Navarra Confidencial insiste en lo mismo. Este hombre que corría en los encierros entre ovaciones fue durante años el candidato con más números al trono de España



Añado un dato que me parece significativo de cómo estaban las cosas en Navarra. Cuando Franco llevó, en 1969, a las Cortes la propuesta de que Juan Carlos le sucediera a título de rey, dos procuradores en cortes navarros votaron en contra, por fidelidad a Carlos Hugo. Fueron José Angel Zubiaur y Auxilio Goñi. Zubiaur fue posteriormente uno de los fundadores de UPN.

18 comentarios:

  1. Yo también he pensado un ratito en Hugo cuando he leído la noticia. Y de paso en el Carlismo, que es una cosa que siempre me ha tenido bastante intrigada. Cuando mi abuela se ponía piripi en Navidad, cantaba el "Por Dios, por la patria y el rey" y nosotros, que éramos pequeños, le hacíamos los coros. Claro que ella era más de los prehuguinos...

    No sabía que Miguel Sánchez-Ostiz tenía un blog. Me lo apunto. ¿Sabe usted que es vecino de mi tía en Zozaia, cosa bastante poco probable de ser porque hay sólo unas diez casas en el pueblo?

    Yo aprendí a andar en bici en la plazuela de San José! Qué recuerdos, qué recuerdos...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. A mi el Oriamendi me lo enseñaron en la escuela, en la versión de Baleztena, claro. La letra original decía:

    Gora Jainko maite maitea
    zagun denon jabe.
    Gora España ta Euskalerria
    ta bidezko errege.
    Maite degu Euskalerria,
    maite bere Fuero zarrak,
    asmo ontara jarriz daude
    beti Karlista indarrak.
    Gora Jaungoiko illezkor!!!
    Gora euskalduna,
    audo ondo Españia-ko
    errege bera duna!!!

    Honestamente, Mr. K, sobre las vecindades de su tía en Zozaya estaba bastante pez. Ya no puedo decir lo mismo, gracias le doy, por ilustrarme.

    En esa plazuela estaba La Escuela de Magisterio Huarte de San Juan. Y de ahí, con el resguardo del título bajo el brazo, me vine para Barcelona con la intención de pasar unos años en la universidad. Y ya ve.

    Para combatir la melancolía he traído chistorra de Bera. ¿Se apunta?

    ResponderEliminar
  4. Molt Bones fotos :)

    (signa, una ocatina)

    ResponderEliminar
  5. Todo el tema del carlismo ha estado siempre mal, poco o nada explicado y muchos aspectos de la guerra civil no se entienden si no se conoce la complicada situación de la época de las guerras carlistas y como afectaron a muchísima gente.

    ResponderEliminar
  6. Un ejemplo e lo que dices: Don Javier de Borbón Parma , padre de Carlos Hugo, acabó, por su oposición al nazismo, en el campo de concentración de Dachau, donde permaneció hasta casi el final del conflicto.
    Veo que en algunos medios navarros aún se siguen refiriendo a ambos con el ´titulo de S.A.R.

    ResponderEliminar
  7. Inasible, el personaje. En gran medida, como el movimiento que encarnaba.

    Lo del Mesías no me extraña. Muy laico no es que fuese el carlismo. Aunque, lo cierto es que en este país, laico, laico, no lo ha sido ni el republicanismo. Se confía mucho en la Providencia.

    Por cierto, ¡qué envidia de verdor!

    ResponderEliminar
  8. Don Àngel: Ya sabe usted que el verde es el color de la esperanza.
    Hace pocos días me llamó alguien a quien usted y yo apreciamos, Ferran Saez, y hablamos del hermano de usted y de proyectos editoriales.

    ResponderEliminar
  9. Por si interesa, un tudelano ha estrenado blog no hace mucho.

    http://www.elboomeran.com/blog/661/eduardo-gil-bera/

    ResponderEliminar
  10. http://www.latimes.com/news/local/la-me-teachers-value-20100815,0,258862,full.story

    ResponderEliminar
  11. No me diga dos veces lo de la chistorra, que me planto en el bar de pintxos de Ocata a la de ya!

    ResponderEliminar
  12. Mr K: A partir de las 20 h cuando quiera. la chistorrica y el vino, a mi cargo.
    Venga -con quien quiera traerse- y brindaremos a la memoria de SAR Carlos Hugo y por nuestros abuelos y abuelas que creyeron en su abuelo infinitamente más de lo que nosotros creemos en su descendiente. Yo de crío aún oía contar a mi abuelo que su madre había ido a llevarle comida a su marido, que andaba con las tropas carlistas por Lerín. Andando, por supuesto. Siempre me la he imaginado con un hatillo al hombro en el que habría puesto una hogaza de candeal, chorizo tocino, huevos duros... y, por supuesto, una bota a reventar. ¡Eso era amor!

    ResponderEliminar
  13. ¡Espero que hablasen bien de él!

    Uno está lejos físicamente, a más de mil kilómetros, y en las antípodas en materias varias... Pero, en fin, la sangre llama a la sangre y por él me parto la cara.

    Si vuelve a hablar con Ferran Saez le da un saludo de mi parte - qué coño, un abrazo- y le diga que de lo poco que leí con provecho, con provecho cierto, cuando hacía reseñas para el AVUI -¡vaya error el del amigo Ignasi Aragay al contratarme!- está su libro.

    ¡Qué viva la inteligencia! ¡Si señor!

    ps. Le escribo desde el patio, dando cuenta, junto a mi señora, de un crianza modesto pero honesto: Viña Canchal. (Se nota, ¿no?)

    ResponderEliminar
  14. Òstia puta, el que fa el vi: l'altre va ser L'escola contra el món!!!

    ResponderEliminar
  15. Àngel: Por el vino!

    ¿Qué clase de persona es su hermano? ¡Todo el mundo habla bien de él! Y esto es Cataluña... ¡Una rara avis del copón!

    Por cierto: Yo no lo conozco.

    Ferran Saez y yo estamos hoy de huérfanos carlistas (espero)

    ResponderEliminar
  16. No sabría como definirlo. Pero sí, hablan bien de él. ¡También yo! Ya que me lo pregunta, es muy buena gente, trabajador y honesto (habiendo tenido mil y una oportunidades para no serlo).

    Será que en casa las ovejas blancas salieron muy blancas y las negras muy negras. La genética. Así es fácil llevarse bien.

    Por lo demás, ¡el Rey ha muerto! ¡Viva el Rey!

    ResponderEliminar

Días de coronavirus, 44. Dilemas

Día -¡al fin!- de trabajo intenso y productivo. Productivo no significa que haya escrito páginas admirables, ni tan siquiera que haya avanz...