martes, 3 de agosto de 2010

... el humanismo no es suficiente (II)

Os ahorro los detalles de lo ocurrido en mi última siesta y paso inmediatamente a transcribir el diálogo que he mantenido con Memónides, que aún lo tengo fresco en la memoria:

YO: ¿... no es suficiente porque se ha agotado su fuerza o porque nunca ha sido suficiente?
MEMÓNIDES: Nunca ha sido suficiente. Piensa en Quirón...
YO: ¿El centauro que educó a Aquiles?
MEMÓNIDES: Entre otros.
YO: ¿Y qué quieres que piense?
MEMÓNIDES: Algo más...
YO: ¿Qué?
MEMÓNIDES: Que deberías esforzarte por pensar algo más. Quirón fue también el maestro modelo de Maquiavelo.
YO: ¿Un modelo mitad hombre mitad bestia?
MEMÓNIDES: De esta manera urge a los hombres que quieran educar a otros hombres a recurrir a ambas naturalezas... a usar las máscaras del zorro y del león.
YO: ¿Estás defendiendo una pedagogía semianimal?
MEMÓNIDES: Insisto: piensa un poco más. Lo que hace Maquiavelo es sustituir la imitación de los héroes morales por la imitación de las bestias.
YO: Nunca lo había visto así.
MEMÓNIDES: Porque pensar cansa, y tú te cansas pronto.
YO: ¿Y por eso el humanismo no es suficiente?
MEMÓNIDES: No confundas efectos y causas. El humanismo no es suficiente porque inevitablemente el hombre tiende a verse a sí mismo a la luz del Todo.
YO: Sí, como microcrosmos.
MEMÓNIDES. Mantén la boca cerrada un rato, por favor.
YO: Lo haré.
MEMÓNIDES: El hombre ha de verse a sí mismo a la luz del Todo y el Todo no es humano. Más aún: al Todo le importa un rábano el humanismo.
YO: .....
MEMÓNIDES: ¿Lo has entendido?
YO: Creo que no.
MEMÓNIDES: Comprenderse a sí mismo a la luz del Todo significa comprenderse como producto de un todo que no es humano. Si aceptamos esto, entonces deberemos trascendernos a nosotros mismos en dirección a lo subhumano.
YO: O estableciendo un origen suprahumano del Todo.
MEMÓNIDES: Eso es, tertium non datur.
YO: ¿Cómo hay que entender aquí el humanismo?
MEMÓNIDES: El humanismo es esa ideología bien intencionada que se olvida del todo y le concede al hombre un carácter peculiar y después ve el Todo a la luz del hombre. Por eso la ciencia moderna lleva en sí la condena a muerte del humanismo.
YO: ¿La ciencia moderna?
MEMÓNIDES: ¿Acaso el propósito de la ciencia moderna no es contemplar al hombre a la luz de lo subhumano?
YO: Siempre había entendido la ciencia como una de las manifestaciones del humanismo.
MEMÓNIDES: Mira a tu alrededor, el humanismo no tiene poder para resistir la embestida de la ciencia moderna.


18 comentarios:

  1. La condena a muerte del humanismo, y, a veces pienso, que del "humanomismo" mismamente. Algo a superar y tal.

    ResponderEliminar
  2. ¿El fin del excepcionalismo humano y sin caer en el naturalismo?
    No sé, no sé, probaré a cenar judías con butifarra y vino peleón, a ver si así se me aparece alguien que me lo explique.

    ResponderEliminar
  3. Si el humanismo es la tesis y la ciencia la antítesis, ¿qué es la síntesis?

    ResponderEliminar
  4. Me fuerzan ustedes a hacer de hermeneuta de mis propios sueños, y tal cosa me parece que sólo se puede hacer soñando.

    Lola: Por lo que interpreto, Memónides no condena a muerte al humanismo, sino que considera que para realizar sus fines necesita de algún complemento vitamínico no humanista.

    Claudio: "¿El fin del excepcionalismo humano sin caer en el naturalismo?": Me parece que Memónides insinúa que el excepcionalismo humano necesita ser visto naturalmente para poder mantenerlo con medios naturales específicos.

    Gulliver: La respuesta está en Swift.

    ResponderEliminar
  5. Sr. Luri, ¿no crees que el problema de fondo es que hemos estado durante siglos intentando separarnos tanto de los animales que, cuando alguien (véase la ciencia moderna)empieza a difuminar esa distinción, nos hace cuestionarnos todo? El conflicto parece que reside, pues, entre la evidencia empírica y la creencia milenaria de que somos especiales. Y es que el humanismo es indisociable de su herencia teocéntrica, ya que el antropocentrismo trae causa de esa idea de que somos la criatura más preciada para Dios.

    ResponderEliminar
  6. Por lo tanto, la ciencia moderna quizá no se enfrente al humanismo como a la humanidad, tal y como se ha concebido hasta ahora (a pesar de las teorías de Darwin la gente en su día a día parece actuar guiada por ese halo de especialidad y de distinción, y sólo hace falta ver cómo muchas personas tratan al resto de animales y al medioambiente...) Por ello lo más razonable sería un cambio de paradigma en nuestra concepción de la humanidad, ¿no? Salvo que queramos pasar por encima de la evidencia empírica claro...

    ResponderEliminar
  7. Javier: Lo que yo creo es que (1) eso que llamamos cultura es un conjunto de artefactos imprescindibles para olvidar la naturaleza y (2) que ese olvido es la naturaleza humana.

    ResponderEliminar
  8. ¿Entonces crees que la cultura tiene que alejarnos del escenario del que venimos para construir el escenario al que queremos ir? Si nos alejamos de dónde venimos, ¿no corremos el riesgo de olvidar nuestras limitaciones y pretender culminar cimas imposibles para el ser humano?

    ResponderEliminar
  9. Javier: Volver al origen es volver a la vida anterior a la ciudad, es decir, a la manada. Gracias a que nos hemos alejado del origen hemos olvidado nuestras limitaciones y podemos soñar con realizar nuestras posibilidades más altas.

    ResponderEliminar
  10. Se explaya más que se explica, y se explica para no explicarselo todo... Cosas propias de lo onírico. Lo mejor será dejar que los sueños fluyan... Nunca irán más allá de los deseos, y en "nosotros" (manada de pensadores) de los deseos de seguir soñando (esas "posibilidades más altas"), como soñadores (por eso ésas son para "nosotros" las "más altas"). Gregorio: por las dudas, rechaza la copa con cicuta que te ofrecerán por "soñar" lo que para las demás manadas son "una pérdida de tiempo" o cosas peores y más cruelmente aprovechadas. Unos presienten que los desprecias y que tu amor a la humanidad es sólo amor a la "humanidad futura que imaginas y deseas", los otros saben que pueden echarte a patadas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Entonces, ¿no te parece contraproducente avanzar intentando olvidar el lugar del que venimos? No digo que el pasado deba suponer un lastre para nuestra evolución como especie, pero cuando el pasado condiciona tanto el presente... (en parte, por una herencia genética difícil de disimular).
    Por ejemplo, si fuéramos conscientes de que el amor no es nada más (que no es moco de pavo) que un disfraz que enmascara nuestra instinto de perpetuación y procreación, ¿ello no nos ayudaría a sobrellevar mejor las crisis amorosas, ya que somos conscientes de su verdadera naturaleza?

    ResponderEliminar
  12. Javier: La respuesta depende de la concepción que se tenga de la naturaleza. A mi parecer la única posibilidad de pensar en serio la phýsis es liberando este concepto de las polémicas decimonónicas procristianas o anticristianas, lo cual supone aceptar una naturaleza sin providencia de ningún tipo.

    ResponderEliminar
  13. Quién es quién en las guerras del Kremlin.

    http://www.sublimeoblivion.com/2010/08/03/translation-kremlin-clan-wars/#more-4967

    PS: ¿Explicar lo superior por lo inferior? ¡Ay, ay, ay!

    ResponderEliminar
  14. Claudio: No sé porque me envía usted esto, pues de todos es sabido que los malos, los conspiradores, los ocultos, los taimados, los imperialistas, los militaristas, etc, etc, son los norteamericanos. Deje usted a estos pobres rusos en paz, hombre. ¡Viva el mundo multipolar!

    ResponderEliminar
  15. Carlos: Quizás Memónides tenga algo de judío y lo que esté haciendo sea proponer un "tikkun"... quizás...

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Hoy El Ogro Romántico me ha enviado un mail un tanto bestial, pero no puedo por menos de contarlo, y este lugar me parece un poco más discreto que el apunte de un post. Dice así:

    Llega la maestra a clase de sexto de primaria y dice:

    - Buenos días niños, como nos ha recomendado la Junta, en el día de hoy vamos a hablar de la masturbación.

    Pepito interrumpe y pregunta:

    - Maestra, los que ya follamos... ¿podemos irnos?

    ResponderEliminar
  18. "¿Qué demonios hay en mí que me va escribiendo a su capricho las preguntas?"

    La febril imaginación que persigue el adaptr/adaptarse para continuar "aquí", donde se ha "aparecido de repente".

    Contesto aquí como tributo a lo esotérico y para no hacer demasiada publicidad de mis tesis, je...

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...