jueves, 12 de abril de 2007

Al Qaeda y el onanismo

He encontrado las dos noticias a la par. La primera es que “Al Qaeda se compromete a liberar la tierra del Islam "de Jerusalén a Al Andalus" y la segunda que “Beckham le regala a Victoria un vibrador de dos millones de dólares”. Ambos conforman la vanguardia de la actualidad, nuestro inmediato presente. Yo quería comentar la primera, subrayando que estos sufridos chicos de Al Qaeda no tienen ninguna consideración ante las distintas naciones del Estado español cuando se atreven a proclamar tan groseramente que no descansarán hasta liberar "la tierra del Islam desde Jerusalén hasta Al Andalus". A todos nos igualan, no sé si como apóstatas o como cruzados, pero sí como andalusís. Quizás haya quien recuerde la heroica resistencia de la Barcelona musulmana ante el imperialismo de los francos. ¡Qué lío, la historia! Pero frente a la historia el presente: “han llegado ya los jóvenes del Islam que buscan la muerte y el martirio como buscáis la vida los alborotadores e insolentes".

Respecto a Beckham, ¡qué queréis que os diga! Desde mi punto de vista la auténtica noticia del día será ver qué tanto por ciento de la audiencia está interesada por una u otra efeméride. Pero permitidme que os susurre que veo aquí, en lo de Beckham, como la insinuación de una metáfora del onanismo europeo.

9 comentarios:

  1. digo yo
    que le hubiera salido más barato a la Victoria Beckam irse de chaperos, que ahora que está en USA, puede encontrar mucho midnight cowboy.
    Y por ese precio, el consolador le tendría que poner la lavadora y hacerle la cama, como mínimo.

    ResponderEliminar
  2. perdone que insista
    pero este es el número uno en japón

    http://www.amantis.net/tienda/product_info.php?products_id=748

    ahora está de oferta y solo cuesta 18 €

    ResponderEliminar
  3. ¿Ser asquerosamente rico es ser asquerosamente extravagante?

    ResponderEliminar
  4. No sé si habéis eschuchado hoy la tertúlia de Catalunya Radio. Por querer escucharla, he llegado tarde a trabajar. En fin.
    Me han parecido muy interesantes las reflexiones a raíz del atentado en Argelia.
    Para quien guste, aquí tiene un enlace al archivo de tertúlias.

    http://www.catradio.com/pcatradio/crItem.jsp?seccio=seccio&idint=244

    ResponderEliminar
  5. Vuelvo a poner el enlace, en dos partes.

    http://www.catradio.com/pcatradio/
    crItem.jsp?seccio=seccio&idint=244

    ResponderEliminar
  6. Yo lo único que digo es que tendría que estar muy, pero que muy seguro de mí mismo para regalarle a mi señora una cosa así.

    ResponderEliminar
  7. Corren tiempos de entropía, se adhieren partículas de egoista levedad a la piel del pasado, a la piel del futuro, porque sin el conocimiento del pasado es imposible la supervivencia.
    saludos.

    ResponderEliminar
  8. Por ese precio es posible encontrar multiples consuelos. Crep que hay una riqueza que genera estupidez, ayer, hoy y mañana.

    E$n cuanto a Al Qaeda, hoy justamente vemos el diubujo del arco mediterráneo que forma parte de su proyecto imposibles, en cuya impsibilidad pueden hacer mucho daño.

    Puesto que la amenaza es real (insisto que justamente hoy vemos que no se trata de una broma) valdrá la pena tomarla en serio, pero no se la manera, porque hasta ahora todos los terrorismos que recuerdo iban encardinados en una historia: el anarquismo, los bolchevismos, la OAS, el IRA, ETA, Brigadas Rojas y Baader Meinhoff, eran terrorismos que estaban vinvulados al momento histórico y al lugar. Al Qaeda y el salafismo, en su vertiente terrorista, se integran en un proyecto de medievalización. Es como si volvieran los mayas o los hititas.

    El propio planteamiento de lo imposible debe ser el estimulador del éxtasis místico de los terroristas que seinmolan.

    ResponderEliminar
  9. Lo lógico será que los beckam terminen decapitados y las vickies "consoladas" por algún moro, eso si tendrá que compartirlo con más mujeres, las que él pueda mantener...

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...