domingo, 11 de febrero de 2007

Futesas XII

I
Vengo de ver una película mala, mala, mala, de la que no pienso hacer publicidad. Le salvo, sin embargo, esta frase:
"Antes quería cambiar el mundo. Ahora me conformo con marcharme con dignidad."
II
Fiestas populares. Pan y circo. El carnaval de Tenerife está en todas las conversaciones. Busco en "El tiempo inmóvil" de Voltes Bou:
"En 1144 Alfonso VII organizó en León vistosos festejos para celebrar los esponsales de su hija natural Urraca con el rey García de Navarra, y en programa resaltó el hermoso espectáculo que dieron unos ciegos provistos de garrotes, entre los cuales se soltó un cerdo al cual habían de matar a palos, y herirle, para lo cual se golpeaban entre sí".
Cierro el libro satisfecho. He encontrado un motivo para el optimismo y la confianza en el progreso. Espero que lean esto en Bilbaopundit.

III
Buscando sostener la ola de optimismo que me invade, acudo a Antony Wood, un anticuario de Oxford, ciudad en la que Carlos II de Inglaterra pasó el verano de 1665:
"Aunque pulcros y alegres en apariencia, eran, sin embargo, muy puercos y bestiales, dejando al marcharse su excremento en todos los rincones, en chimeneas, gabinetes, carboneras, bodegas. Toscos, ordinarios, putañeros, vanidosos, vacíos, despreocupados".
Se refiere, claro está, a la Corte. ¡Y después nos quejamos de nuestros políticos!

IV
La verdad, como el paisaje, es un estado del alma.

V
Con el alma exultante de gozo, le cedo la palabra a Lou, y con él os dejo.


5 comentarios:

  1. El espectáculo político en España también formaba parte de las esceneficaciones del Santo Oficio. Se dice que el propio Felipe II decía de los autos de fe que eran "dignos de ver" (parafraseo). Aunque lo cierto es que, pese a la insidiosa leyenda negra...los autos eran menos violentos que esto de los ciegos pegándose palos.

    ResponderEliminar
  2. No sé si no me arrepiento de haber escrito este post. ¡A ver si le estoy dando ideas a algún reality - show.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de leer esta pequeñá reflexión (de mi apreciado JJG Noblejas, supongo), supongoen la bitácora de José Luis Orihuela, y deseo compartirlo con vosotros:

    eCuaderno La belleza es difícil

    "Decía Platón que 'la belleza es difícil', y el paso de los siglos no ha cambiado las cosas. A pesar de nuestra familiaridad con innumerables obras de arte, la búsqueda de una explicación convincente de la naturaleza del arte es hoy algo tan esquivo y tentador como lo fue para los griegos. Sigue en pie la profunda relación entre el arte y el misterio de la realidad, al presentar cuestiones cruciales para el mundo de nuestros días."

    ResponderEliminar
  4. Eso es lo que hace del arte algo tan atractivo , el misterio que no lo comprendemos si no es con las potencias del espiritu

    ResponderEliminar
  5. Menudo tema, Maty. Para Platón, siguiendo aquí la tradición pitagórica, lo que era sorprendente es que la belleza no nos resultase indiferente. ¿Por qué elegimos la belleza? ¿Y por qué hasta una panda de ladrones para sobrevivir necesita respetar un ciento sentido de la justicia interna? Estas dos preguntas estaban para Platón relacionadas y ambas indicaban, como el dato elemental de lo humano, una orientación nativa hacia el Bien en sus dos manifestaciones más claras: la Belleza y la Justicia.

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...