domingo, 11 de febrero de 2007

Las maneras de la filosofía


Otra cosa: Desde Bilbaopundit me ha caído encima un meme. Tengo que nombrar cinco personas que hayan influido en mi vida en los campos del pensamiento, la literatura y la música. Pues ahí va (aunque no sé si mañana al despertarme continuaré pensando lo mismo):
Pensadores : (1) Sócrates-Platón, (2) Leo Strauss, (3) Alexander Fol, (4) Jan Patocka y (5) Jordi Sales.

Escritores
: (1) Milan Kundera, (2) Esquilo, (3) Borges, (4 y 5) Pla (que Pla es mucho Pla).

Músicos:
(1) Lou Reed, (2) Led Zeppelin, (3) Jethro Tull, (4) King Krimson y (5) Heidegger (me gusta cuando calla, porque está como ausente).
Le paso el meme a: El Espía, Luis Rivera, Celia, Pedra Lletraferida y Francesco. Y no se admiten reclamaciones.

21 comentarios:

  1. Claudio.

    Bueno: Clasificación de la clasificación.
    ¡Buenooo!

    ResponderEliminar
  2. Kundera es nuestra coincidencia entonces :)

    ¿Pero qué obra? ¿Todas en general? ¿El Arte de la Novela? ¿Qué personaje?

    ¿Avenarius tal vez? Agnes.. Laura, seguro que no. ¿O sí?

    Cualquiera. Kundera a mí me hizo beber mucho ...

    ResponderEliminar
  3. Bien por Jordi Sales. No pude asistir a sus clases por cuestiones horarias, pero me consta su excelencia, demasiada para nuestra facultad (y facultades)

    Lola

    ResponderEliminar
  4. Kasandra: "La vida está en otra parte". Le debo mucho a Kundera. En primer lugar, los buenos ratos que me ha hecho pasar; en segundo lugar el descubrimiento de que "el entusiasmo es el opio del pueblo", en tercer lugar, que me abriera la puerta de Jan Patocka.

    ResponderEliminar
  5. Lola: Con Jordi Sales he mantenido una fértil relación de amor y odio que nunca ha estado exenta de admiración. Él me dirigió la tesis doctoral.

    ResponderEliminar
  6. Entiendo lo del odio referido a Sales. Lo del amor... será masoquismo. Pasé un tiempo (no voy a decir estudié) en esa facultad, hace cerca de veinte años. Recuerdo a Sales como a un tipo cómico (voluntaria e involuntariamente) que tenía el mérito de leer, sin duda en los ratos que le dejaban libre las muchas clases que se saltaba, algunos libros en francés y en inglés. Esas lecturas, en una facultad donde la somnolencia era norma, lo dejaban en buen lugar: un tipo que sabía algo de lo que se hacía más allá de los Pirineos. No se me ocurrió nunca que, además de su (dadas las circunstancias, casi meritorio) trabajo de cortar y pegar, tuviera nada propio que decir.

    ResponderEliminar
  7. Don Gregorio: Debo darme por aludido, dicho lo cual ésta tarde, y durante mi camino ferroviario hacia lo laboral, escudriñaré en el baúl neuronal, a ver qué sale.
    Luego, con detalle y calma precisas, le cuento a ustedes mi "meme".
    P.S.:(¡Vaya faenita, así entre tú y yo, y ahora que no nos lee nadie!)... ;)

    Un saludo y buen café de tarde de domingo.

    PEDRO

    ResponderEliminar
  8. Carles: Las personas tienen (tenemos) muchos recovecos. Y a veces hay que romper con ellas para comenzar a apreciarlas.

    ResponderEliminar
  9. Jordi Sales no tiene etiqueta alguna (en el antiguo Blogger no existía tal funcionalidad).

    Sin embargo, podemos utilizar el buscador implementado para encontrar los 2 hilos (anotaciones+comentarios) en los que se mentó su nombre.

    Jordi Sales

    ResponderEliminar
  10. Don Gregorio: Ya tengo hechos los deberes en

    http://lapedraalatordera.blogspot.com/2007/02/encrrec-llest.html

    La cuestión tiene su intríngulis, al tener que hacer un ràpido y sutil "remember" de tropecientos años de vida.

    Saludos cordiales, y espero haber cumplido, como mínimo, con el expediente. La próxima vez estudiaré un poco más... ;)

    PEDRO

    ResponderEliminar
  11. Claudio

    ¿Alexander Fol? ¿Es el historiador búlgaro que me sale en el Google (último recurso del ignorante)?

    ResponderEliminar
  12. Claudio: Sí. Cuando lo estaba escribiendo era consciente de que iba quedar un tanto snob, pero ya sabe usted que hay cosas que sólo ocurren en la realidad. Alexander Fol me descubrió un mundo, el de los tracios; un país, BUlgaria; una bebida, la raquía; un mito, el de Orfeo; un mundo hundido, el comunismo (y él fue ministro de cultura), etc, etc. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  13. Carles: Para ser justo con Jordi Sales tengo que añadir que él me enseñó a leer filosofía. Esto es lo que le debo. Y no me parece poco.

    ResponderEliminar
  14. Bien, supongo que hay muchas formas de aprender a leer (y no sigo rimando con "agradecer", pero el ripio serviría para decir una verdad en este caso). A mí me enseñó a leer Martínez Marzoa; aprendí poco, pero la culpa fue mía, solo mía, mía, mía. Nada, me sorprendió (por decirlo suave) ver a Sales al lado de Kundera y de Pla, por no hablar de Platón.

    ResponderEliminar
  15. Carles: pues ya ves cómo son las cosas. Yo debo ser la única persona que ha pasado por esa facultad y que aprecia a gentes tan diversas como Sales, Marzoa o López Petit. Y a los tres leo con interés.

    ResponderEliminar
  16. buff
    bufff

    voy a necesitar una semana para sopesar y sopesar

    ResponderEliminar
  17. Gregorio, o tu máxima inspiración es Fernando Arrabal y no quieres confesarlo o habrá que canonizarte un día de estos. Lo de López Petit es insuperable. "Singular filósofo" veo que le llamaste el pasado mes, y que merece ser leído. Y tan singular. En fin, si lo leo (cuando los albañiles hayan terminado con los cuartos de baño y conmigo) ya informaré o demandaré, según el caso.

    ResponderEliminar
  18. Pues ya ves, Carles, cómo soy de raro.
    Han venido a mi casa a cenar tanto Jordi Sales como López Petit. En ambos casos me lo pasé muy bien. Y en ambos casos hablé bien del otro. Será más difícil convencer a Marzoa.
    Me gusta la gente. E intento, por todos los medios, tener relaciones cordiales con todos aquellos con los que, por los motivos que sean, me encuentro en un cruce de caminos. A veces es del todo imposible. En este caso los aparto de mí lo antes posible, aunque, supuestamente, pensemos lo mismo.
    Es que me interesa más el tipo de personas que son que aquello que supuestamente proclaman.
    Santiago López Petit me ha dado suficientes muestras de honradez como para apreciarlo por encima de nuestras muchísimas divergencias.
    ¿Recuerdas el "amicus Plato..." de Aristóteles? Pues yo estimo más a las personas que a la verdad. Y si algo me daría pánico es acabar viviendo en un museo de evidencias perfectamente razonables pero sin amigos.
    ¿Te soprenderías si te añadiera que a una de las personas que más aprecié en la facultad de filosofía fue a García de la Mora? ¡Cómo no apreciar a este "personaje", si siempre estaba dispuesto a resolverme cualquier duda filológica, por muy rebuscada que fuera!
    Hay otros en esa casa, evidentemente, con los que no me une absolutamente nada. Ni la memoria de sus nombres.

    ResponderEliminar
  19. Bueno, lo de las cenas no es que me extrañe tanto. Creo que la única vez que hablé con Petit no sabía quién era ese señor que maldecía en voz baja (yo también) al conferenciante que estábamos soportando, un señor alemán que defendía muy seriamente (quiero decir, sin reírse) los derechos de los animales y hasta de las piedras. Sales ya sé que es accesible, supongo que con la natural tendencia al monólogo. En fin, etc., va a parecer un Hola de ex alumnos esto.

    Seguramente Aristóteles también era más amigo de cualquiera de sus amigos que de la verdad; exceptuaba a Platón, claro, por razones comprensibles.

    ResponderEliminar
  20. Es humanamente comprensible (pero no admirable) que quiera tener usted a Heidegger callado y que no le incluya entre los pensadores: es que que Heidegger nos recuerda que "la muerte es la verdad de la existencia". Pero no me parece honrado lo que usted hace y, mucho menos, filosófico.

    ResponderEliminar
  21. Don Jaume: Permítame que sea yo quien decida quienes son los pensadores que más han influido en MI vida. No entiendo en absoluto su comentario, que me pilla, por cierto, releyendo (y ya es la tercera vez) el Nietzsche de Heidegger.

    ResponderEliminar

De límites y afectos

 En El Subjetivo: Los límites en los tiempos del giro afectivo.