martes, 11 de marzo de 2014

Gratificando la propia vanidad

Antes de morirse, Curtis Lloyd puso una enorme lápida de granito sobre su futura tumba en los bosques de Kentucky. 

En un lado se lee: 

CURTIS G. LLOYD BORN 1859 — DIED 60 OR MORE YEARS AFTERWARDS. THE EXACT NUMBER OF YEARS, MONTHS AND DAYS THAT HE LIVED NOBODY KNOWS AND NOBODY CARES.

Y en el otro:

CURTIS G. LLOYD MONUMENT ERECTED IN 1922 BY HIMSELF FOR HIMSELF DURING HIS LIFE TO GRATIFY HIS OWN VANITY. WHAT FOOLS THESE MORTALS BE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre la utilidad de los filósofos y las filosofías

A estas alturas de mi vida no sé muy bien qué opinión tengo sobre el valor de la filosofía. Me hace dudar el hecho de que haya tantas perso...