jueves, 18 de junio de 2020

El virus de la educación


 Ayer, el infinito visto desde Montgat

"El virus de la educación", en Alfa y Omega

3 comentarios:

  1. Un artículo muy interesante. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Dos apostillas:
    1. Uno de los factores que explica el éxito de los que alumnos que han sabido aprovechar el confinamiento es que éste se produjo en el tercer trimestre: cuando maestros y profesores ya habían establecido un vínculo con sus alumnos y habían hecho valer su autoridad. El respeto ya cosechado por el profesor por parte de sus alumnos es lo que ha permitido a los docentes hacer que éstos trabajaran bien telemáticamente. Entiendo el papel de las familias. Pero créame que los profesores que no se habían ganado el respeto de sus alumnos han fracasado con la mayoría, quizás con todos. Si el encierro se prudujera desde el primer día de curso, las cosas, creo, irían mucho peor de como han ido esta vez. La cosa en cierto modo es todavía más grave con los más pequeños.
    2. A nivel organizativo, la idea que aquellos alumnos a los que les ha ido bien el confinamiento puedan elegir no ir a clase el próximo curso es muy difícil de llevar a cabo, quizás inviable. Si los maestros y profesores están impartiendo clases presenciales, no pueden estar impartiendo clases telemáticas. A no ser que su tesis sea que, para estos alumnos, el papel de maestros y profesores es irrelevante. Pero creo que no es ésto lo que usted quiere decir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. De hecho, recojo lo que dices en un artículo bastante más largo que envié hace un par de días a "Política y prosa".

      Eliminar

De vuelta al Café

Vuelvo al Café después de unos días en el infierno (mareos, vómitos, vértigos, incapacidad para soportar la luz... y, además, de Rodríguez)...