lunes, 24 de enero de 2011

¿La clave?

Vía 1
Vía 2

10 comentarios:

  1. Yo no sé, pero me han contado que cuando vienen los maestros extranjeros de prácticas se asustan del nivel de ruido que hacemos, además del poco respeto a la figura del profesor...
    Por otro lado, en secundaria muchas veces se comenta que en lugar de hacer de profesores se hace de policías...
    Muy interesantes las dos entradas que anexa. Pasar de curso sin más es lamentable y estaría bien lo que se propone de complementarlo con clases de refuerzo o complementarias como mínimo, para que el alumno vea que su actuación tiene un resultado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Lo has clavado! Hoy, además, que tengo tres horas por la tarde en las que han estado literalmente "in-so-por-ta-bles", te das cuenta del contrasentido académico que supone tenerlos por las tardes en los Institutos. Buenos estudios asistidos, es lo que hace falta, y menos horas de clases ingobernables, y derivarhacia estudios profesionales a quienes no quieren estudiar desde los 14 años.

    ResponderEliminar
  3. Es posible, pero lo que sería realmente importante sería delimitar qué parte de esa actitud la genera el propio sistema escolar y qué parte tiene que ver con la sociedad que nos estamos dando, donde a la autoridad paterna se la presenta como una amenaza.

    ResponderEliminar
  4. ¡Los primeros! ¡Somos los primeros en algo!

    ResponderEliminar
  5. Susana: Ya se sabe que los modales son cosas de derechas que restringen mucho la sagrada espontaneidad del niño.

    ResponderEliminar
  6. Juan: Yo no tengo dudas: Esto es algo generado por el propio sistema escolar. Son muchos los que consideran que el alumno debe construir sus propios conocimientos y que, por lo tanto, no sólo es normal, sino que es pedagógicamente muy bueno un cierto barullo escolar.
    La sociedad catalana está expuesta en todas partes a los mismos estímulos, pero los centros de enseñanza son muy distintos.

    ResponderEliminar
  7. Emilio: te contesto lo mismo que a J. Poz. Si la transmisión de conocimientos es un mal, como defienden muchos pedagogistas, el orden en clase sólo puede ser manifestación de ese mal.

    ResponderEliminar
  8. Don Ángel: ¿Acaso no sabe usted que el mismo sistema que encabeza el ranking de la hipermotilidad pedagógica es la admiración mundial por la equidad de sus resultados?
    ¡Ya lo ve usted: el nuevo movimiento nacional!

    ResponderEliminar
  9. L'any 2009, en la "fantàstica escola catalana, integradora i bla-bla-bla" es van tramitar 45.000 baixes de personal docent dels nivells educatius que van des dels 3 anys fins als 18 anyets. Com que a les classes s'hi està molt a gust, aquesta dada insignificant ve a completar la gràfica del PISA.

    ResponderEliminar
  10. En la universidad me lo han dicho más de una vez, que en las clases no se tiene que penalizar el ambiente ruidoso porque eso significa que hablan, interactúan y aprenden. Después llegan a la Eso como llegan.
    Una cosa: no se si vio el 30 minuts del domingo sobre los jubilados de California que buscan trabajo. Me da la impresión que de aquí unos años nos lo encontraremos aquí también. Hay un abuelo arruinado que se está formando y dice: “el dinero, las amistades van y vienen, pero la formación se queda siempre contigo”. Me ha parecido una buena frase para justificar la necesidad de la educación. Puede que a los niños les queda lejos pero yo pasaría este reportaje a los míos..

    ResponderEliminar

Una pedagogía sacramental

Me atreví, tras vencer no pocas dudas, a escribir el prólogo de este libro que viene a defender lo que podríamos llamar una pedagogía sa...