jueves, 6 de noviembre de 2008

Sigamos con Obama, pues

I

Si el hecho de ser negro es un valor político añadido, entonces el triunfo de Obama es relativo. Cada estigma segregador que luzca un candidato será un mérito a tener en cuenta por el electorado. Por este camino se llega pronto al esperpento.


II

Si a Obama no se le puede criticar por vender humo, aunque ese humo haya obtenido un consenso mayor (tampoco abrumadoramente mayor en votos reales, pero esa es otra cosa) que McCain, entonces estamos reduciendo la dimensión de su triunfo a lo simbólico. No es que crea que lo simbólico es políticamente irrelevante, pero, como sabe muy bien Bush, se agota pronto si no va acompañado de victorias.


III

¿Es posible afirmar, sin degradarse moralmente, que el programa de McCain era más coherente que el de Obama? ¿Es moralmente aceptable preferir a un republicano con experiencia que a un producto de marketing hipersubvencionado como Obama? Estoy pensando en el demócrata Lieberman, que acompañó como candidato a la vicepresidencia a Al Gore. ¿Era Lieberman mejor persona cuando apoyaba a Gore que cuando apoyaba a McCain? Y, por cierto, los colaboradores de Bush se purifican moralmente al pasar a colaborar con Obama?


IV

Una de las grandezas políticas de los Estados Unidos reside en la utopía razonable que se ha dado a sí mismo: hacer realidad el “We, the people” del proemio de su constitución. Quizás la verdadera significación del triunfo de Obama resida en su capacidad (aún por demostrar) para agrandar este “We” hasta dar cabida en él a todos los americanos.


V

Porque Obama es un político norteamericano, no un progre europeo. ¡Lo juro! ¡Y menos aún un paleoprogre europeo!


VI

Obama no es tampoco un peldaño hacia la europeización de los Estados Unidos. Obama es un producto típicamente americano. Y su fidelidad está con sus electores, que le van a pedir en todo momento, que mantenga bien alta la bandera del “I’m proud to be an American”.


VII

El gran éxito de Obama ha sido haber sumado electores sin comprometerse especialmente con ningún grupo. La capacidad para arrebatar a los republicanos el voto hispano es digna de admiración. Palin, obviamente, no ha arrastrado, ni por asomo, el electorado de Hilary. Más bien lo ha asustado. McCain ha estado muy por debajo de sus posibilidades. Sólo en el discurso de reconocimiento de su derrota ha dejado mostrar la mejor versión de sí mismo.


VIII

Leo en la prensa hispana que el referéndum contra los matrimonios gays ha sido rechazado en California por el “voto del interior”. Efectivamente, el peso de los shoshones de Death Valley ha sido determinante. Me imagino que serán los únicos que han votad en California por McCain.


IX

¿Se han fijado ustedes qué malo es el capital, que no se fía de Obama? La bolsa es reaccionaria.


X

Las lágrimas de Jesse Jacson, que tanto ha torpedeado la campaña de Obama, son dignas de ser recordadas. ¡Estos no son líderes de la opinión pública, sino de la emotividad pública!


XI

Sí, efectivamente, soy, -¡ya perdonarán ustedes!- un conservador. Los motivos de mi conservadurismo se encuentran en una cita de Kristol que recoge Ferrancab en su blog: “Being conservative means never being too surprised by disappointment”.

En mi caso añadiré que tiendo a ver el entusiasmo en política como el opio del pueblo.


XII

Un secreto: Obama no hubiese ganado si se hubiese negado a llevar el pin con la bandera americana en la solapa. Cuando en las elecciones del 72 Nixon se enteró que los demócratas acostumbraban a eludir la enseña nacional, ordenó a los suyos que apareciesen siempre luciéndola de manera clara. En los USA no se triunfa si no se es profundamente nacionalista. Lo que me asusta del nacionalismo de Obama es la tentación aislacionista que parece llevar aparejada.


XIII

Zapatero no se ha postulado, como dice la prensa, como “amigo y aliado fiel” de los Estados Unidos, sino de Obama.


XIV

Brown, Cameron, Sarkozy y Zapatero se consideran también ganadores, al lado de Obama.


XV

Y también Evo Morales y Hugo Chávez. Fidel no. Fidel ha sido discordante: “La preocupación por los problemas del mundo -ha dicho- no ocupa realmente un puesto clave en la mente de Obama”.


XVI

Israel no estaría de acuerdo con Fidel, puesto que confía en lograr más apoyo de Washington contra Teherán. Se dice que uno de los primeros invitados de Obama a la Casa Blanca será un colono israelí.

48 comentarios:

  1. ¿Qué es un neocon? Un facha con máscara que antes o despúes acaba por sí mismo saliendo del armario.

    ResponderEliminar
  2. "Being conservative means never being too surprised by disappointment”.

    Hay que jeringarse. Si ahora voy a resultar ser un conservador...

    Me tengo que buscar un apellido molón, eso sí.

    ResponderEliminar
  3. Como veo que la cosa obamaniana da para más, anoto:
    Fidel, a parte de un hijoputa, es gato viejo. Sabe de qué va la cosa. Lo que no me queda claro es que Obama sea, o no, ratón tierno. De momento parece que la CIA se ha comprometido a tutorizarle. Con un poco de esfuerzo el muchacho quizás salve los obstáculos. Parece que apunta maneras en el basketball callejero -hay un artículo hoy en La Vanguardia que alude a su propensión a usar los codos en el terreno de juego. Buena señal.
    El que cada día está más tonto es ZP. ¡Por Dios!
    pd.1 Un neocon es un neocon, un facha es un facha, y el culo no son las témporas.
    pd.2 Adu1 soy yo!!! Angel Duarte

    ResponderEliminar
  4. ENTREVISTA A PERE-ORIOL COSTA (La Vanguardia)

    "Obama no depende de 'lobbies' porque ha financiado su campaña por Internet [...] Prácticamente todo el dinero de la campaña de Obama le ha llegado por pequeñas aportaciones a través de Internet [...] En fin, que hay una dependencia directa entre quien financia la campaña y como actúa el presidente. Este es un presidente que, en principio, no debe nada a nadie."

    "En las primarias, Obama captó que Hillary Clinton llevaba dos años reposicionándose hacia el centro y dejando un hueco a la izquierda del Partido Demócrata".

    Inteligencia docente "made in UAB", facultad de comunicación.

    Tomás

    ResponderEliminar
  5. COJ... Tomás, vas y me jorabas el post. Bueno, como ya lo he puesto, pues palante. De hecho, el problema va más allá de la UAB. Mi post responde, con permiso de Gregorio, a

    http://adu1.wordpress.com/2008/11/06/la-tonteria-del-dia/

    ResponderEliminar
  6. Don Luri, se declara usted conservador... ¿cómo George Bush? Leñe.

    Me apasionará leer la opinión de algunos de sus lectores que defienden que los europeos no podemos estar con Obama por el hecho de ser europeos... a ver cómo les sienta que usted se declare conservador (o sea, republicano), siendo usted, creo, europeo.

    cada vez me divierte más observar cómo se cambian los papeles de los opositores al régimen pertinente, y cómo los que ahora estáis en la "oposición" actuáis como lo hemos hecho siempre "los progres" con George.

    Seriedad, señor Luri, seriedad.

    ResponderEliminar
  7. Aunque se insiste mucho en ver a Obama como a un ciudadano cosmopolita y casi presidente del planeta, si algo tiene la victoria de Obama es que es un producto tipicamente americano, fruto del excepcionalismo de ese país, resultado de un sistema democrático soberano y de su capacidad de apertura, no de otras influencias 'planetarias' ¿En qué otro lugar, entre las grandes naciones al menos, podría pasar algo parecido?
    Naturalmente, las dos visiones no son incompatibles, pero a menudo sí lo son y, cuando menos, llevan a diferentes expectativas acerca de lo que Obama es y puede hacer.

    ResponderEliminar
  8. Don Claudio: que eso es exactamente lo que quiero decir yo.

    ResponderEliminar
  9. “Nothing can enlighten a theorist so quickly as the task of dealing with a practical problem; nothing can sober an agitator so completely as the weight of responsibility.”
    Duff Cooper

    ResponderEliminar
  10. Me guardo esta entrada en mis favoritos. Gracias. Carlos M.

    ResponderEliminar
  11. sí, sí, "entusiasmo", es lo que ha mobido a los neocons a la estupidez de Irak, entre otras muchas, desde luego no se veía en política tanto radicalismo entusiástico como con los neocons, luego no deben ser muy conservadores a la Luri...

    seamos serios que diría vendepatrias...

    ResponderEliminar
  12. Albert: Me imagino que no tendrá usted inconveniente en que yo sea conservador "a la Luri"?
    Respecto a neoconservadores y a paleoprogres, allá cada cual.

    ResponderEliminar
  13. Sin querer entrar en el juego (que trataré muy humildemente de absurdo) de poner nombre a las opiniones, solo quería decir que lo de neocon siempre me ha parecido tan divertido que dudo que se pueda esperar algo bueno de ellos.

    Veo con pena que he entrado en el juego.

    El artículo me ha parecido muy intersante, una agradable invitación a la reflexión. Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Una y no más sobre neoconservadurismo: Como cualquier persona con ganas de informarse puede descubrir, el neoconservadurismo es un fenómeno que proviene de la izquierda (de la trostkista, más exactamente), no de la derecha.
    En Barcelona, por cierto, hay una plaza dedicada al protoneoconservador: Orwell.

    ResponderEliminar
  15. En serio? No lo sabía. De hecho no lo decía con mala intención. Es simplemente que el nombre - que siempre leo en francés, no me pregunte por qué -, me parece divertido. De hecho, ni yo mismo estoy convencido de mi posición política. Aunque me considero de izquierdas, las cosas son tan complejas y los matices tan numerosos que prefiero no plantarme en ninguna parte. Es por eso que no quería entrar en el juego de los nombres. Nada más lejos de mi intención que intentar imponer una visión del mundo.

    Por otro lado, hablando de Orwell, leí hace pocas semanas su "Homenaje a Cataluña" y me pareció apasionante. No sé si lo comparto con otros lectores, pero me convertí sin buscarlo en activo "lector activo". En mi visión de la Guerra Civil y de ciertos aspectos de la condición humana encuentro un antes y un después en el "Homenaje". Descubrí en Orwell un autor con una interesante capacidad de "penetración". No se me malinterprete, lo digo con el significado del siglo XVIII. Y lo digo porqué no encuentro un sinónimo. Lucidez, inteligencia? Una forma de elocuencia?

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  16. Perdón pero: Pere-Oriol Costa, publicista experto en campañas de imagen. Entre ellas, la de Johan Cruyff. Y experto también en campañas electorales, especialmente en el PSC partido en el cual militaba (o milita, o simpatiza. Él sabrá. Cuando llegó a la UAB ya era un "profesional reconocido".

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Interesante el debate sobre el nuevo presidente, en un mundo de imágenes, ordenadores i tele, lo de menos es el fondo real de los personajes mediàticos y políticos. En ese tema, desde nuestra òptica europea de andar por casa, se puede oir de todo estos días. Claro que a veces a los que mandan les puede pasar como en aquella peli del Judas, que cuando al malo-normalit le daban el papel principal se convertía y se volvía, o intentaba volverse, un mesías. A nivel 'casolà' observemos la importante mejora lingüística del nostre president, por poner un ejemplo.

    Eso de pertenecer a las minorías siempre resulta excitante y rendible, que ya lo decía la poeta, por otra parte muy apreciada por mí, con aquello de ser dona, de classe baixa i de nació oprimida. Ni tan 'baixa' ni tan 'oprimida', por cierto, mirando en el contexto global.

    Una anécdota, una conocida fue en una población cercana a Barcelona hace muchos años a visitarse con un ginecólogo negro, pensando que por ser negro sería progre y moderno y el señor era de lo más conservador y anti-control de natalidad. Suelen suceder esas cosas con las ideas preconcebidas.

    ResponderEliminar
  19. señor Luri: ¿qué tiene que ver en lo que nos ocupa que los neocons sean un fenómeno que proviene de la izquierda? No sé, los protonazis eran socialistas, ¿no? Nacional-socialistas. Qué más da, si al fin y al cabo eran nocivos para la sociedad.
    Igual los fascistas italianos: también es un mopvimineto que nace de la izquierda. ¿Y qué, señor Luri? El fascismo fue una vergüenza para la humanidad. Igual el estalinismo, el castrismo, el maoismo... ¿Qué quiere decri con eso, señor Luri? Que el neoconservadurismo tenga sus orígenes en la izquierda no lo hace mejor. El neoconservadurismo ha demostrado con creces su inutilidad social.

    buenos días, buen fin de semana. A todos.

    ResponderEliminar
  20. "Being conservative means never being too surprised by disappointment”. Mucho antes que Trosky, eso es Locke y Hume. Locke, sin embargo, no habla, directamente, del entusiasmo en ninguno de sus tratados políticos sino en el ensayo sobre el entendimiento humano. El neoconservardurismo en este sentido es mas un posicion epistemològica que no una posición política. Orwell enlazaría con esta tradición en su defensa de la Common Decency. No recuerdo ningun escrito de Orwell en que renunciase a definirse como socialista. Si es evidente que Orwell puso el fundamento a todas las críticas posteriores a una concepción de la izquierda intrinsecamente contradictoria

    ResponderEliminar
  21. En La Vang.:
    -"Sigo creyendo que deshacerse de Sadam fue bueno, ¿vale?" (Emanuel, flamante jefe de gabinete de Obama)

    Preguntado en el 2005 si dos años antes habría votado a favor de la guerra de Iraq aun sabiendo que no había armas de destrucción masiva, Emanuel respondió que sí. (Hasta aquí La Vang).

    Empieza pronto la diversión, digo.

    ResponderEliminar
  22. Lola,

    http://www.thedailybeast.com/blogs-and-stories/2008-11-06/baracks-enforcer/

    ResponderEliminar
  23. Bellerofonte: "Homenaje a Cataluña" fue un libro muy leído entre los izquierdistas estadoundienses que entendían que la única manera de oponerse al estalinismo, era el fortalecimiento ideológico de la democracia. Buena parte de ellos se agrupaban en torno a "Partisan Review", donde Orwell colaboró con artículos cada vez más anticomunistas.

    ResponderEliminar
  24. Vendepatrias: ¿Me deja usted agotado! Tiene que ver todo, porque son resultado de una reacción de afirmación democrática contra el estalinismo.
    Y ya ve usted, a mi la idea de extender la democracia no me parece especialmente criminal.

    ResponderEliminar
  25. Jordi: Eso es Strauss, que es a quien tiene presente Kristol. Ser conservador, quiere decir, es no tener muchas esperanzas sobre la mejoría política de la naturaleza humana. Ser conservador, quiere decir, es comprender que cada una de nuestras acciones políticas, tanto las más nobles como las más innobles, tiene consecuencias imprevistas.
    Respecto a Orwell, te recomiendo sus artículos o la biografía de sus últimos años.

    ResponderEliminar
  26. Lola: El entusiasmo europeo por Obama tiene una buena dosis de ingenuidad (adobada con mala leche)antiamericana. Sí, nos divertiremos.

    ResponderEliminar
  27. Es el momento que el pueblo crea en algo a largo termino, algo que les de oxigeno y margen de maniobra a los gerifaltes que nos han puesto en esta brecha. No les ha costado mucho conseguirlo, la verdad. Da miedo comprobar como se construye un consenso tan unánime, sobretodo entre las clases más desfavorecidas y necesitadas de fe. El hecho de que el 95% de los afroamericanos haya votado por Obama asusta por el grado de polarización que representa. A mi tanta unanimidad me incomoda. No me da argumentos para pensar, como nos quieren vender, que el problema racial en Estados Unidos haya disminuido con la elección de Obama. Tan sólo veo una soberana cogorza de simbolismos. Grandes dosis de opio mientras reforman la casa sin mover un ápice sus planteamientos y sin sufrir ningún linchamiento (palabra que suena lejana, pero que todavía resuena con pavor).

    Obama quizás sea el reflejo del temor, a menudo infundado, que siempre ha tenido la burguesía. Todos los poderes económicos lo han entendido y han claudicado, han remado a favor de la corriente y cogido el timón. Mejor un Obama que una reestructuración drástica del sistema.


    Tomás

    ResponderEliminar
  28. Gracias Claudio.
    Ante esa juventud arrolladora y desacomplejada, los viejos republicanos pueden llegar a parecer hermanitas de la caridad.
    Al tiempo. Y que Dios nos coja confesados, que, oye, yo tampoco estoy para muchos trotes.

    ResponderEliminar
  29. Yo le dejo agotado, pero usted me deja absolutamente perplejo, Mr. Luri. ¿Extender la democracia? ¿Quién, los troskistas, los neocon? ¿La democracia se extiende cómo? ¿Haciendo llover bombas para que florezca el petróleo? ¿Asignando dictadores afines? ¿Extendiendo la democracia a base de capitalismo financiero, que se caracteriza por su total transparencia y sus grandiosos efectos redistributivos de la riqueza a manos de unos pocos escojidos que, por lo demás, suelen ser megamillonarios?

    Madre mía, no conocía esta vertiente suya panfletista, señor Luri. Estoy atónito, perplejo. ¡Necesito un digestivo pero ya!

    ResponderEliminar
  30. "Ser conservador es comprender que cada una de nuestras acciones políticas, tanto las más nobles como las más innobles, tiene consecuencias imprevistas".

    Por eso la humanidad ha tardado tanto tiempo en abolir la esclavitud, y por eso la humanidad ha tardado tanto tiempo en respetar a las minorías, y a las mujeres, y a los gays, y por eso un conservador y un neocon por mucha máscara straussiana o intelectual que se ponga, no deja de ser un vulgar facha.

    ResponderEliminar
  31. Señor de Rivera, conociendo a Luri en persona, no me atrevería nunca a llamarle de ese modo. Csi comparto sus opiniones en todo lo demás, pero por ahí cfeo que se equivoca.

    ResponderEliminar
  32. Los desilusionados no deben dejar de entusiarmarse con algo por que la vida es breve

    ResponderEliminar
  33. II

    Los conservadores no deben dejar de sentirse libres de cualquier posible desilusión porque a veces pierden

    ResponderEliminar
  34. "Un neocón (...) no deja de ser un vulgar facha"

    ¿Se les ocurre algo más vulgar?

    ResponderEliminar
  35. ¡Qué ufana se muestra siempre la ignorancia! ¡Y cuanto más grande, más ufana! ¿Serviría de algo explicar el papel jugado históricamente por los republicanos a favor de los negros? ¿Serviría de algo afirmar contra el blindaje de los prejuicios que el Partido Republicano nació como un partido antiesclavista? ¿Significará algo para los cabezas cuadradas el hecho de que Abraham Lincoln fuera republicano? ¿Les serviría de algo tener en cuenta, por ejemplo, el papel protagonista de Kennedy en la guerra del Vietnam?
    ¿Tendrán idea de el papel jugado por Di Israeli o Bismarck en la creación del estado del bienestar? ¿Tendrá para ellos algún significado el hecho de que Reagan ganara la guerra fría? ¿Y el hecho de que ningún otro presidente en la historia de los Estados Unidos haya ayudado más a los emigrantes que Bush? ¿Y las ingentes cantidades de ayudas dedicadas por la administración Bush a Africa, infinitamente mayores que las europeas?
    No, no sirve de nada. Precisamente porque la realidad tiene poco valor como argumento, el escepticismo parece una condición imprescindible de quien quiera entender algo de la política.

    ResponderEliminar
  36. III

    Los escépticos con experiencia no deben dejar de entusiasmarse, porque a su edad la vida es aún más breve

    ResponderEliminar
  37. Ahora resulta que son los conservadores los que han acabado con la esclavitud y con el machismo y la homofobia. ¡Por favor! Yo soy un progre de esos que usted llama ingenuos por estar con Obama y le diré que me siento feliz cuando veo la ilusión que ha despertado en la gente después de ocho años vergonzosos, y esos ocho años han estado precisamente justificados y dirigidos por los mismos intelectuales enmascarados de conservadores civilizados y modernos que admiran a Strauss y nunca reconocerán que los avances sociales que terminan con la disciminación y el racismo son legado de la izquierda progresista. No reconocerlo es deshonestidad o ignorancia que es lo que usted demuestra a menudo en este blog. Insisto en lo de facha y desgraciadamente en lo de vulgar que es lo mismo que mediocre. Eso es lo que usted me parece: un filósofo mediocre, un facha mediocre, y un escritor que ni siquiera alcanza la mediocridad.

    ResponderEliminar
  38. AVISO: Advierto a todos los lectores de este blog que el señor, señora o lo que sea que se oculta tras el pseudónimo de Primo de Rivera no soy yo, aunque bien pudiera
    parecerlo, visto que sus esfuerzos para confirmar mis tesis son impagables. ¿Cómo podría hacerle llegar mi gratitud personalmente? En cualquier caso, por favor, siga así, no se amilane.

    ResponderEliminar
  39. Sr. Luri, su advertencia está de más puesto que al ser usted amable y educado y al emplear siempre razonamientos en su diálogo con los distintos bichos que le visitamos, difícilmente podría ser confundido con quien recurre a la descalificación personal para reforzar sus argumentos.
    Ademas, también a Obama le insultaron cuando elogió a Reagan y no pretenderá Vd. ser más santo que el nuevo mesías, ¿no?

    ResponderEliminar
  40. ¿Sabe lo que me permito recomendarle? Que este fin de semana relea "Philosophical Opinion in America" (1918), uno de los nueve ensayos de "The Genteel Tradition" de Santayana, en el cual se explican muchos de los temas aquí tratados estos últimos días.
    Y que, si el tiempo se lo permite, se dé un buen paseo por esa playa suya.
    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Si alguien más está interesado en el texto se Santayana que me sugiere Aurora como deberes terapéuticos (y que, ciertamente vale la pena), esta dísponible
    AQUÍ

    ResponderEliminar
  42. ¡¡¡Apasionante!!! Primo de Rivera ha optado por un seudónimo revelador. En el discurso del Teatro de la Comedia, quien antes que él ya llevaba estos apellidos, advirtió del daño hecho por Juan Jacobo. Lo que son las cosas. Espero, con todo, que las intenciones últimas del actual -primoderivera, me refiero- sean menos agresivas. En cualquier caso, no se amilane, efectivamente ante tanto rouseauniano redivivo... Sea usted don Gregorio, o no lo sea.

    ResponderEliminar
  43. Por cierto, P.O. Costa es un botarate, tenga el currículum profesional que tenga

    pd. Leeremos a Santayana

    ResponderEliminar
  44. ¡Sancta simplicitas! El sr. Primo de Rivera se empeña en agrupar a la humanidad en dos grupos estricta e inapelablemente separados: los fachas y los no fachas. Nos brinda un grato ejemplo de cómo a la izquierda que dice representar le debemos todos los "avances sociales que terminan con la discriminación"

    ResponderEliminar
  45. QUIZA LOS GRINGOS SE CANSARON DE TANTA REALIDAD CON BUSH Y QUERIAN "TENER UN SUEÑO",,, ALGO FUNCIONA CUANDO LO QUE SE VENDE ES PARTE DE LO QUE SIEMPRE SE SOÑO,,, TODOS QUERRAN SER NEGROS, ASI COMO UN DIA EN LA EPOCA DE CONFLICTOS ARMADOS EN CHIAPAS MEXICO, TODOS ERAN "INDIOS DEL MUNDO"

    ResponderEliminar

Una pedagogía sacramental

Me atreví, tras vencer no pocas dudas, a escribir el prólogo de este libro que viene a defender lo que podríamos llamar una pedagogía sa...