domingo, 12 de octubre de 2008

Sobre el dolor y la ciencia

Fernando del Pulgar le escribió, a mediados del siglo XV, una carta a su médico que bien puede servir de apostilla a lo que escribí ayer sobre el mito y la economía. Me permito retocar el texto original para hacerlo más asequible a todos los amigos de este café:

“Señor doctor Francisco Nuñes:

Yo, Fernando del Pulgar, escribano, acudo ante usted para decirle que, padeciendo un gran dolor de ijada y otros males que asoman con la vejez, quise leer a Cicerón, Sobre la vejez, para ver si encontraba algún remedio para mis males (…). La verdad es que Cicerón ofrece muchas consolaciones y realiza un gran elogio de la vejez, pero no provee de remedio para sus males. Pero yo necesitaba un remedio más que sus consolaciones, porque los consejos, si no quitan el dolor, no ponen consuelo. Y así me quedé con mi dolor y sin su consolación.

Acudí después a a sus Disputaciones Tusculanas, donde Cicerón intenta probar que el sabio no debe padecer y si padeciere, debe apartar sus males con la virtud. Yo, señor doctor, como no soy sabio, sentí el dolor,; y como no soy virtuoso, no lo pude desechar, no lo desecharía el mismo Cicerón, por virtuoso que fuera, si sintiera el mal que yo siento. Así que, para las enfermedades que vienen con la vejez, fallo que es mejor ir al médico remediador que al filósofo consolador.

13 comentarios:

  1. Don Gregorio, creo que usted como muchos asimilan vejez con enfermedad y esto no es asi. La enfermedad desgraciadamente aparece por factores unos conocidos y otros no, a cualquier edad, descgraciadamente.En la vejez lo que achacamos es el paso del tiempo, esto no es una enfermedad, es un desgaste, y debemos prepararnos para ir asumiendo este desgate dia a dia, por supuesto si aparece el dolor a raiz de este desgaste y se puede remediar, incluso para esto hay pastillas. Pero lo importante es aprender a envejer y no asimilar vejez= enfermedad, no Don Gregorio!!, solo llegan a viejos los mas fuertes fisica y mentalmente y esto se hace con los años. Asi que la filosofia y la medicina, son complementarias para envejecer bien y con dignidad.

    ResponderEliminar
  2. Querida Glauka, me produce tanta alegría y bienestar su visita que me siento veinte años más joven.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué suerte! Yo no puedo sentirme veinte años más joven. Pero estoy segura que es una sensación muy gratificante.

    ResponderEliminar
  4. ENVEJECER CON DIGNIDAD???,,, SE PUEDE ENVEJECER SIN DIGNIDAD???,,, QUE ES LO DIGNO DE SER VIEJO???,,, NO SE NECESITA GRAN COSA PARA SER VIEJO, SOLO SER APTO AL ESTILO DARGÜINIANO,,, ME DIERON RISA LAS PASTILLAS PARA ENVEJECER CON DIGNIDAD, SI LA DIGNIDAD ESTA EN ASIMILAR EL DOLOR COMO PRODUCTO DEL DESGASTE,,, ENTONCES DEBE ASUMIRSE QUE EL ESTOICISMO ES LA DIVISA DE LA ANCIANIDAD

    ResponderEliminar
  5. Drac: Con usted hoy no me hablo, que su juventud me parece un agravio comparativo.

    ResponderEliminar
  6. Cisne: Eso es lo que le hubiera contestado Fernando de Pulgar a Glauca. Y de hecho es lo que le reprocha a Cicerón. "Y lo más grave que yo veo, señor doctor -le escribe a su médico- es que si el viejo se comporta como viejo, lo demás huyen de él; si quiere parecer joven, se burlan de él. No es ni para servir porque no puede, ni para servido porque riñe, no para en compañía de mozos porque el tiempo les apartó la conversación, menos pueden convenir los viejos porque la vejez desacuerda sus propósitos. Comen con pena, purgan con trabajo. etc, etc."

    ResponderEliminar
  7. SI, CRECER APESTA,,, SOBRE TODO CUANDO UNO CRECE TANTO QUE NO CABE EN OTRO LUGAR QUE NO SEA DEBAJO DE LA TIERRA

    ResponderEliminar
  8. Don Gregorio, bienvenido a la "Taverna" y gracias por linkar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Como decía Chevalier, Maurice:

    Envejecer no es tan malo cuando se piensa en la alternativa.

    ResponderEliminar
  10. Creo que no me explicado bien Cisne, quiero decir que no hay que confundir la salud con la normalidad y que la vejez, no es una situación patologica sino cronologica.Que lo que antes era una molestia, ahora se ha convertido en una enfermedad y esto no es así, es un proceso degenerativo normal y que ejercitando el cuerpo y la mente se puede llegar a la vejez muy buena, evidentemente estoy encontra del estoicismo, solo faltaria..... claro que no hay que sufrir y debemos tomar aquello del tipo que sea, para aliviar el dolor o malestar, pero insisto que debemos aprender a envejecer.

    ResponderEliminar
  11. Puede que convenga recordar que el Catón o Sobre la Vejez lo escribe Cicerón con el objetivo evidente de filosofar y el oculto de animar a su amigo Ático que por esos tiempos anda decaido por la idea de la vejez, no de la muerte.

    La carta de del pulgar y el libro de Cicerón son el positivo y el negativo de la misma realidad. La primera resume el ánimo que da el conocimiento de las posibilidades del anciano, y la otra la afrenta de los achaques. Todo es uno. cabría un poco de sentido epicureo en Pérez del Pulgar para sobrellevar el dolor, pero claro...

    ResponderEliminar

Tarde de domingo

Yo, que me jacto y ufano de no ver televisión, me he pasado la tarde de este triste domingo como un pasmarote, viendo, capítulo tras capítul...