martes, 28 de octubre de 2008

Navarra, siempre p'alante


El Códex Calixtinus es una obra del siglo XII atribuida al Papa Calixto II que dice algunas cosas sobre los navarros que debieran ser bien conocidas por todos aquellos que pretendan entender aunque sólo sea una miaja de nuestra idiosincracia. Voy a recoger algunos párrafos y dejo en manos del lector interesado la posibilidad de reflexionar sobre los mismos.
I
Las gentes de esta tierra son feroces como es feroz, montaraz y bárbara la misma tierra que habitan. Sus rostros feroces, así como la propia ferocidad de su bárbaro idioma, ponen terror en el alma de quien los contempla.

II
En ese monte [Roncesvalles], antes de que el cristianismo se extendiese por todo el territorio español, los impíos de los navarros y de los vascos, tenían por costumbre, a los peregrinos que se dirigían a Santiago, no sólo asaltarlos, sino montarlos como asnos y matarlos. Junto a este monte, en dirección norte, está el valle llamado Valcarlos, en el que acampó el mismo Carlomagno con sus ejércitos, cuando sus guerreros murieron en Roncesvalles.

III
Pasado Roncesvalles, viene la tierra de los navarros, rica en pan, vino, leche y ganados. Navarros y vascos tienen características semejantes en las comidas, el vestido y la lengua, pero los vascos son de rostro más blanco que los navarros. Los navarros se visten con ropas negras y cortas hasta las rodillas como los escoceses y usan un tipo de calzado que llaman abarcas, hechas de cuero con el pelo sin curtir, atadas al pie con correas y que sólo envuelven las plantas de los pies, dejando al descubierto el resto. Gastan, en cambio, unos mantos negros de lana que les llegan hasta los codos, con orla, parecidos a un capote, y a los que llaman sayas. Como se ve, visten mal, lo mismo que comen y beben también mal, pues en casa de un navarro se tiene la costumbre de comer toda la familia, lo mismo el criado que el amo, la sirvienta que la señora, mezclando todos los platos en una sola cazuela, y nada de cucharas, sino con las propias manos, y beben todos del mismo jarro.

IV
Son un pueblo bárbaro, diferente de todos los demás en sus costumbres y naturaleza, colmado de maldades, de color negro, de aspecto innoble, malvados, perversos, pérfidos, desleales, lujuriosos, borrachos, agresivos, feroces y salvajes, desalmados y réprobos, impíos y rudos, crueles y pendencieros, desprovistos de cualquier virtud y enseñados a todos los vicios e iniquidades, parejos en maldad a los Getas y a los sarracenos y enemigos frontales de nuestra nación gala. Por una miserable moneda, un navarro liquida, como pueda, a un francés.

V
En algunos sitios los navarros, mientras se calientan, se enseñan sus partes, el hombre a la mujer y la mujer al hombre. Además, los navarros fornican incestuosamente al ganado. Y cuentan también que el navarro coloca en las ancas de su mula o de su yegua una protección, para que no las pueda acceder más que él. Además, da lujuriosos besos a la vulva de su mujer y de su mula. Por todo ello, las personas con formación no pueden por menos de reprobar a los navarros.

VI
Sin embargo, se les considera valientes en el campo de batalla, esforzados en el asalto, cumplidores en el pago de los diezmos, perseverantes en sus ofrendas al altar. El navarro, cada vez que va a la iglesia, ofrece a Dios pan, vino, trigo, o cualquier otra ofrenda.

25 comentarios:

  1. ¿Cómo se fornica incestuosamente al ganado? ¿Después de ascoair a la vaca a tu herencia? ¿Es esa una peculiaridad del derecho Foral Navarro?

    ResponderEliminar
  2. ¿Se da cuenta? ¡La primera prueba de incomprensión!
    Alguna vez he expuesto por aquí mi teoría de que los navarros hace tiempo que nos independizamos de España, peor no lo decimos por no molestar.

    ResponderEliminar
  3. Se ve que el tal Calixto les tenía verdadera simpatía a los navarros. Son feroces, negros y bárbaros, o bárbaros, feroces y negros y aún negros, bárbaros y feroces. Pero lo que más me gusta es que además van a la iglesia!

    ResponderEliminar
  4. Bellerofonte:
    "Lo primero y principal -canta la jota-
    oir misa y almorzar"
    Aunque es verdad que añade:
    "Pero si el hombre tie'prisa
    antes almorzar que misa"

    ResponderEliminar
  5. Y yo me pregunto, Don Gregorio, qué les pasó a los buenos de los vascos, que partiendo del buen camino, han acabado formando una tierra en la que follan menos que la gata del papa.
    Por cierto, ¿se puede solicitar la nacionalidad navarra? Es que a mí eso del fornicio y comer con las manos me seduce sobremanera.

    ResponderEliminar
  6. Arrebatos: Los vascos siempre han preferido joder a follar.
    Respecto a la nacionalidad navarra, le aconsejo que vaya haciendo méritos. Puede comenzar por correr en el encierro.

    ResponderEliminar
  7. ¡Quién fuera navarro!
    A mí lo de enseñar las partes a las señoras y que las señoras me las enseñen siempre me ha parecido bien Pero lo de los besos a la vulva de la mula ya no lo tengo tan claro... y la ferocidad... puedo disimular, pero se me nota que no.
    En fin, que no doy la talla
    Què hi farem!

    ResponderEliminar
  8. "perseverantes en sus ofrendas al altar" ¡Vaya hombre! Con lo bien que iban y al final tuvo que encontrar un defectillo...

    ResponderEliminar
  9. Los navarros y una gran mayoría, eso de follar se extendió hace unos treinta años en el inquietante sentido sexual que nos ocupa. NO sé su origen ni como se paso de pisar la uva a lo otro, en català, por ejemplo. Por eso el Fabra ejemplifica 'avui fem verema i demà follarem' o algo así. También eso de la 'picha' es muy nuevo y ha orillado términos nuestros -perdone que hable de los catalanes y no de los navarros, me voy del tema, lo sé-, como flòstic, magníficos.

    Y además, años después del siglo XII, los estudiantes navarros cuando iban por las posadas lo primero que preguntaban era dónde dormían las criadas y todo eso...

    Ay, ay, ay, cuantas cosas ignoramos -todavía- de nuestros vecinos.

    ResponderEliminar
  10. De todas maneras, percibo que desde el siglo XII se ha perdido mucha 'pistonada' en general.

    Será la Moreneta navarra??? por eso del color...

    ResponderEliminar
  11. ¡Carallo!

    Las características del último punto también son de bestias, ¿no?

    ResponderEliminar
  12. Ángel: lo de los besos vulvo-mulares es más optativo que preceptivo.

    ResponderEliminar
  13. Blaitheone: La pérdida de la conciencia del pecado lleva aparejada la de la transgresión. Yo soy partidario del pecado. ¡Nada como pecar con el alma pura sabiendo que después espera el perdón.
    Un tío mío muy navarro y muy carlista lo decía con claridad:
    "Si en el quinto no hay perdón,
    y en el sexto no hay rebaja,
    ¡Ya pueden llenar el cielo de paja!"

    ResponderEliminar
  14. Júlia: Recuerde usted que ya el Arcipreste proclamaba la dicha de "folgar con hembra placentera".
    Y sí, estoy con usted, al siglo XII le ha seguido la decadencia y el amaneramiento.

    ResponderEliminar
  15. "Por una miserable moneda, un navarro liquida, como pueda, a un francés"

    No vendrá de entonces el cariño mútuo que nos tenemos con los gabaches???

    ResponderEliminar
  16. Porto: Se haga lo que se haga hay que restar seguro de que Dios está de nuestra parte.

    ResponderEliminar
  17. Medraina: Parece, efectivamente, que la cosa viene de lejos. Les habíamos arreado una buena tunda en Roncesvalles y ellos, erre que erre, seguían empeñados en pasar por allí, para incordiar.

    ResponderEliminar
  18. ¿Se puede pecar SABIENDO que después espera el perdón? ¿Es pecado el pecado sin riesgo, sin posibilidad de castigo? Y por otro lado, me parece que perdonar al que sabe que será perdonado es garantía de criar una generación de malcriados (¿estaré con el síndrome otoñal del educador?)

    ResponderEliminar
  19. Uy Don Gregorio, a mí eso de los encierros... Y no es por los cuernos de los astados, no crea usted, que aquí un servidor no tiene ningún problema en acometer un plato de caracoles armado únicamente con un palillo. No, es otra cosa. Será que no me gusta correr delante de nada sino detrás de las faldas.
    Eso sí, ya hice méritos en el infantil e inocente juego de liarse a pedradas (juego que lamentablemente se está perdiendo) y puedo practicar otras navarridades como son el levantamiento de bota con una sola mano.

    ResponderEliminar
  20. Arrebatos: Haré una consulta urgente a San Francisco Javier.

    ResponderEliminar
  21. En fin, nada que no supieramos ;-)

    Excepto una cosa... asaltar y matar un peregrino vale, pero montarlo como un asno! arre, arre!?! eso si que me parece una gilipollez, y perdone la expresión.

    ResponderEliminar
  22. Pero Jaume... si es que van provocando...

    Pero a decir verdad -o al menos otra parte de la verdad- que quede constancia de que los peregrinos que pasan por Navarra camino de Santiago tienen hoy en día, entre otras maravillas, una fuente que mana todo el vino que deseen libremente, gratis total. Es la penitencia por los pecados de antaño. En las Bodegas Irache

    ResponderEliminar
  23. Este año tambien me quedo sin los hayedos de irati y sus colores .......el año que viene confio....

    ResponderEliminar
  24. Peggy: El bosque de Irati es uno de los lugares más sensuales del mundo. Una auténtica maravilla. Pero ya sabía que usted tiene buen gusto.

    ResponderEliminar

Cansancio

Me he levantado esta mañana cansado. Como si hubiese pasado la noche corriendo. Toda la actividad desplegada en Madrid parece pasarme ahora ...