viernes, 20 de marzo de 2015

Zaragoza

Zaragoza, Plaza de los Sitios, hoy a las 9 de la mañana

La discreción del deportista matinal

Museo de Zaragoza. Un museo de medidas humanas con piezas absolutamente conmovedoras. Una sorpresa, un regalo, un ir sintiendo que eres capaz de sentir.

El inevitable viaje a los íberos




Estela funeraria. Aprox. 900 a C. Se la he mandado a Ruja Popova porque era obligado hablar del laberinto...


... y de la lira

Y para comer migas, con Rafael Hidalgo.

10 comentarios:

  1. No soy especialista en íbero....ni en nada. Pero veo la escena de la pantera devorando al ciervo (tan conocida en otras culturas más greco-persas)cuando la diosa artemisa los sujeta a los dos uno por cada mano....se acuerdan?..... aqui la pan+therós o fiera de pan no podría ser otra que el lobo ibérico. Veo en otra el animal totémico queramentado convenientemente. El elapho ibérico. Luego respecto al laberinto, que quiere que le diga....en realidad yo veo un plano de un poblado íbero con sus niveles concéntricos de fosos de defensa...en fin.
    Lo que tiene circunspecto es el hombre tan bien vestidito, al lado de lo que parece ser una planta mágica.
    H. Ambosssat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que nadie comenta nada. Lo de la lira....yo imagino un plano debajo del plano de castro que repito se asemeja bastante a las construcciones de los poblados celtíberos (celta+ibero). Debajo del plano del poblado, yo no veo una lira sinó otro esquema o plano del ingeniero agrónomo íbero: un plano de algo que pareciése ser un silo para guardar la cosecha más preciada en caso de ataque o cualquier otro contratiempo.
      H.Ambossat

      Eliminar
    2. El laberinto puede ser cualquier cosa, incluso una imagen solar y, no necesariamente un laberinto. Pero el hecho de estar junto a la lira me permitía darle permiso a mi imaginación tracia para que jugase ensoñaciones órficas.

      Eliminar
    3. Eso ya lo supuse, que Ud los supondría!
      Y también suponía que Ud diría que la escena de la pantera atacando al ciervo esta gravada incisa en alguna pieza metálica de algún tesoro tracio!
      H. Ambossat

      Eliminar
  2. Y que hablen ustedes de esas cosas con semejante plato de migas ahí plantado como una joya de los albores de la humanidad... Zaramigagoza o Migaragoza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que yo digo, ¿quién quiere ser feliz, pudiendo ser así de desgraciado?

      Eliminar
  3. Pues yo insistiré en lo mismo: aunque soy arqueólogo, lo que más me conmueve es ese plato de migas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, resultó conmovedor. Ante un plato de migas, la arqueología puede esperar.

      Eliminar
  4. http://unatemporadaenelinfierno.net/2015/03/20/la-gastronomia-nacional-arma-estrategica-de-la-diplomacia-francesa/
    Esas migas...y Zaragoza no se rinde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llevé una alegría al ver que en un menú popular de un restaurante podías elegir cosas de fundamento. Así que de primero me pedí migas y de segundo, callos. Todo ello con un cariñena, que tampoco es apto para melifluos.

      Eliminar