jueves, 5 de marzo de 2015

El último refugio del optimismo

Tras comprobar reiteradamente los resultados imprevistos de las buenas intenciones, no nos queda otro refugio para el optimismo que la confianza en los resultados imprevistos de las malas intenciones.

4 comentarios:

  1. y yo que me pregunto si esto lo escribe con la boca pequeña, o sea, con la letra pequeña por error, o por poco convencimiento, puesto que las buenas intenciones suelen ser a menudo más perniciosas que las malas, que al menos van de frente y sin ambages, lo cual es de agradecer.

    ResponderEliminar
  2. "...Por supuesto que existen consecuencias no buscadas, pero de acciones intencionales. Y lo no intencional ha de ser juzgado y controlado porque no sólo puede ser malo, sino fatal".

    Anotación de Sir Karl Popper en su ejemplar de la hayekiana "The Constitution of Liberty" , según Mark Notturno, su editor post-mortem.

    Karl Mill

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Popper no es Hayek señor Mill. Aunque muchos hayekianos dicen ser popperianos.

      Eliminar