sábado, 15 de marzo de 2014

Sigamos con padres e hijos

Veíamos en un apunte anterior la lista de tareas que Thomas Jefferson aconsejaba a su hija Patsy de 11 años en 1783. La extrañeza que produce leerla arroja una sospecha sobre nuestra manera de hacer las cosas: ¿No estaremos empeñándonos en infantilizar la infancia? Veamos ahora otro ejemplo: la carta que  William James escribe a su hija de 8 años, Peggy, el 19 de junio de 1895. Aquí lo sorprendente es el lenguaje mismo del padre:

Sweet Peg.

I am very happy here, and fear that you may already have gone up to Chocorua with your Mamma. Yesterday a beautiful humming bird came into the library and spent two hours without resting, trying to find his way out by the skylight in the ceiling. You never saw such untiring strength. Filled with pity for his fatigue, I went into the garden and culled a beautiful rose. The moment I held it up in my hand under the skylight, the angelic bird flew down into it and rested there as in a nest — the beautifullest sight you ever saw.

Your loving

Dad

5 comentarios:

  1. Tiene toda la razón, D. Gregorio. Eso mismo me ha sorprendido a mí, a menudo, cuando he examinado los métodos pedagógicos extendidos por los colegios: por ejemplo, en esa manía por enseñar a los niños a "jugar", es decir: enseñar a los niños a ser niños.

    ResponderEliminar
  2. Me permito recordar dos citas de Unamuno que, probablemente, ya se han recogido en esta bitácora:

    “Hay una cierta pedagogía que huye de las dificultades, huye del verdadero trabajo, huye de la austeridad. Parece que nos asusta enseñar a los niños todo lo duro, todo lo recio que es el trabajo. Y de ahí ha nacido lo de que aprendan jugando, que acaba siempre en que juegan a aprender. Y el maestro mismo que les enseña jugando, juega a enseñar. Y ni él en rigor enseña, ni ellos en rigor aprenden nada que lo valga”. ("Arabesco pedagógico", Los Lunes de El Imparcial, Madrid, 17-XI-1913: http://es.scribd.com/doc/183547667/Unamuno-Miguel-de-Arabesco-pedagogico)

    “Cuando un adulto para hablar a los niños balbucea y trata de imitar su lenguaje infantil los niños se ríen de él, y le tienen, con razón, por un mentecato. Como se ríen de todos los libros pedagógicos de lectura para los niños, de todos los cuento infantiles de texto. Los niños adivinan que la pedagogía se ha inventado para arrebatarles la niñez. Porque no hay tragedia como la del tiempo, la de 'como se pasa la vida…'”. ("Originalidad de la niñez", Caras y Caretas, Buenos Aires, 1-XII-1923
    http://es.youscribe.com/catalogue/prensa-y-revistas/otros/la-originalidad-de-la-ninez-1781820).

    (athini_glaucopis@hotmail.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos citas son perfectamente pertinentes.

      Eliminar
  3. Por lo que observo, sucede en todos los ámbitos, no sólo en el académico. No se les enseña a afrontar y superar las dificultades, se les allana tanto el camino que no aprenden a sortear o eliminar los obstáculos.

    ResponderEliminar
  4. El gato de Schrödinger3:55 p. m., marzo 17, 2014

    Padres destronados, de María Calvo.

    Y, hablando de María Calvo: las virtudes de la educación diferenciada.

    ResponderEliminar