jueves, 13 de marzo de 2014

La paradoja de la igualdad

"No hay nadie más convencido que yo", escribe Voltaire, "de que todos los hombres somos iguales. Pero con esta máxima se corre el riesgo de morirse de hambre si no se trabaja".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El fantasma de Stalin se aparece a Pellecer

Carlos Manuel Pellecer es una de esas personas relevantes cuyo oficio principal es ser discreto y, si la discreción es imposible, ofrecer i...