viernes, 1 de marzo de 2024

Siempre vuelven

 I

He amanecido en Madrid, a las 4:00. Y ya no me he podido dormir. Desvelado en una habitación de hotel, lo único que puedes hacer es intentar leer algo de manera intermitente y dar vueltas como una croqueta en una cama extraña.  

II

Me he levantado temprano y he desayunado copiosamente. A las 8:30 ha venido Gloria Gallego para llevarme a la facultad de Humanidades del CEU, donde he pasado la mañana muy, muy a gusto. Los alumnos, atentos, educados, inteligentes. Les he dicho que por el respeto que me merecían no pensaba ponérselo fácil. Y he cumplido. La mañana ha terminado con una intervención magnífica de Tania Alonso, los ojos más luminosos de la pedagogía hispana.

III

Comida amena y carretera y manta, hasta Ávila, ciudad que siempre sorprende. A esta ciudad el frío le sienta tan bien...

IV 

Estaba callejeando cuando me ha llegado un mensaje del mexicano Xavier Guzmás, que me vuelve a confirmar que mis espías siempre vuelven:


Lena Imbert (la novia de Ramón Mercader), Caridad Mercader y Juan Ruiz en México en 1936.

 

1 comentario:

  1. Viendo a Caridad al irme a dormir yo también daría mas vueltas que una croqueta. Volviendo a mirar la foto, Lena inquieta también lo suyo. Cuidado con los fantasmas, D. Gregorio, que tienen por costumbre asaltar a los durmientes.
    Hoy han enterrado al Trotsky de Putin, si se permite comparar dos asesinados incomparables por opuestos. Los asesinos tienen más parecidos entre si.

    ResponderEliminar

Darrere el vent