lunes, 31 de mayo de 2021

Dos mails

Esta tarde he recibido dos mails.
 
El primero, de mi amigo ruso Vladimir Kardaíl, al que conocí por una suma de casualidades a cada cual más improbable, en Alicante. Me cuentra que paseando por la feria de libros de no ficción de Gostiny Dvor, muy cerca de la Plaza Roja, se encontró con un editor interesado en mi libro sobre Caridad Mercader. Me alegro, por supuesto. Le contesto inmediatamente para decirle: "No olvides que tenemos un viaje pendiente a las islas Solovetsky". 
 
El segundo, es de mi cada vez más querida amiga B. La nuestra quizás sea la amistad más improbable de la historia, pero ahí está, fortaleciéndose con el tiempo. Me envía la imagen de un cuadro Breughel, cuyo sentido queda inmediatamente claro:"Si je vous envoie ce Breughel, c’est pour illustrer ce qui m’attend demain.  Il est prévu une courte promenade dans le quartier.  Nous serons un petit groupe, non pas d’aveugles, mais de gens ‘’à mobilité réduite’’, comme on dit pudiquement, encadré par des kinésithérapeutes.  J’imagine le spectacle! Je suis paniquée et je sens que je ne vais pas dormir de la nuit".
 
  

 
¿No es genial mi amiga B.?
 
B., ¡huye de París, ven a Ocata!

1 comentario:

  1. En B, el sentido del humor fino e inteligente se aúna a ese tipo de cultura que enriquece la vida. Hermoso cuadro de Breughel.

    ResponderEliminar

Un ángel negro en Madrid

      Iba yo ayer por la tarde caminando tranquilamente, aunque cargado de libros, por una calle de Madrid, cuando vi a un ángel negro habla...