jueves, 6 de mayo de 2021

Invitación para el lunes

Largo paseo. Un ascenso largo y sostenido por el torrente de Rials, hasta la Cruz de "les Costes" de Alella, con apenas un par de rampas un poco empinadas. No me cuesta subir. Se trata de coger un ritmo que me vaya bien y mantenerlo. Lo que me cuesta es bajar, porque mis rodillas se resienten al ir frenando en cada pisada. Nueve quilómetros y medio. Si no fuese por estas caminatas no podría concentrarme ni en la lectura ni, sobre todo, en la escritura. Conozco bien los paisajes por los que paso. Siempre están ahí y aunque pueda variar el pulso de su presencia con la luz del día o la claridad del aire, ya no guardan sorpresas... con la excepción del mar, que siendo siempre el mismo, siempre es sugerente, como una voz querida que susurra. Lo que realmente me llama la atención es esa generosidad gratuita de las sencillas flores de los márgenes de los caminos. ¿Cómo no va a agradecer uno su esplendor, si es tan efímero? Estas florecillas nos entregan con su sencilla magnificencia un regalo que, precisamente por su fragilidad, casi tenemos el deber de que no nos pase desapercibido.



Se acerca el lunes y están ustedes invitados:


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mañanica de san Juan

Sí, ya sé que tengo casi abandonado este diario, pero, pero yo no tengo la culpa de que el día tenga solo 24 horas. Intentaré recuperar el h...