viernes, 4 de octubre de 2013

La posmodernidad de la Edad Media

En la cama, los progenitores de Alejandro Magno, su madre, Olimpia y un apuesto dragón. Espiando, el marido de la señora, Filipo, rey de Macedonia. Una leyenda dice que, sospechando que algo estaba ocurriendo en su dormitorio, Filipo miró por el ojo de la cerradura y se quedó tuerto. "No verás, si ves", le dijo Eros a Psique. O sea, que eso: para amor libre y transexualismo, los antiguos, oigan.
Les faize d’Alexandre (traducción de las Historiae Alexandri Magni de Quinto Curtio).
Buijas, ca. 1468-1475.
British Library, Burney 169, fol. 14r

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuelta a casa

Epifanías matritenses:   Epifanía de la luz y de la gente.  Recuerdo especialmente dos largos paseos: el del sábado por la mañana temprano y...