domingo, 27 de octubre de 2013

Hay vida más allá de la muerte

Mi hijo me acaba de enviar esta foto de mi nieto:


2 comentarios:

  1. Su hijo es realmente cruel. No sólo le roba sus vinilos (esos que fueron como sus hijos antes que él mismo) sino que encima le manda irrespetuosos bodegones con una copa de vino en primer término, lo cual no admite otra interpretación que la satisfacción sádica y lujuriosa que le provoca la estampa. Yo de usted lo desheredaba.

    ResponderEliminar

Una pedagogía sacramental

Me atreví, tras vencer no pocas dudas, a escribir el prólogo de este libro que viene a defender lo que podríamos llamar una pedagogía sa...