jueves, 26 de septiembre de 2013

Indignación, intención y razón

La indignación es mala consejera. Aunque pueda poner de manifiesto nuestras buenas intenciones, no prueba que tengamos razón.

1 comentario:

  1. Hay quienes se indignan, sin embargo, porque creen que es la única forma de tener razón, venga o no al caso, la indignación. Se ve que forma parte del postureo moderno...

    ResponderEliminar

Una pedagogía sacramental

Me atreví, tras vencer no pocas dudas, a escribir el prólogo de este libro que viene a defender lo que podríamos llamar una pedagogía sa...