sábado, 4 de diciembre de 2010

Sábado, Quintano y Muñoz Seca

A Muñoz Seca lo cazan en Barcelona y lo trasladan, como a un animal, a la Modelo de Madrid:
-Podréis quitarme la cartera, podréis quitarme las monedas que llevo encima, podréis quitarme el reloj de mi muñeca y las llaves que llevo en el bolsillo, podéis quitarme hasta la vida; sólo hay una cosa que no podréis quitarme, por mucho empeño que pongáis: el miedo que tengo.
Ya en Paracuellos, según el testimonio del doctor Sanz Beneded, cambia de opinión. Dice a sus asesinos:
-Me equivoqué al ingresar en la prisión de Madrid y deciros lo que os dije; sois tan hábiles que me habéis quitado hasta el miedo.
 

5 comentarios:

  1. Se habla muy poco del pobre Muñoz Seca, ni siquiera a los franquistas les gustaba hablar de él, era demasiado heterodoxo, dicen que lo mataron en venganza por lo de García Lorca, incluso en eso tuvo mala suerte, pues siempre comparaban la muerte de un buen poeta con la de un mal autor. NI Lorca era tan bueno ni Muñoz tan malo pero la leyenda es la leyenda. Eso tiene la memoria histórica, que acaba por no ser memoria ni ser histórica sino leyenda a nuestro gusto.

    http://lapanxadelbou.blogspot.com/search?q=Mu%C3%B1oz+Seca

    ResponderEliminar
  2. La lista de "caídos" de ABC impressiona.
    ¿Cómo nos atrevemos, los hijos, los nietos, a pensar que uno de las dos Españas era la "buena"? La mirada sobre este periodo de nuestra historia debería ser respetuosa y piadosa; y para quien se lo pudiese permitir (y se lo currase) fríamente analítica.

    Recomiendo "Madrid o
    l'adveniment de la República", de Pla; las hojas de su diario madrileño dan cuenta de lo que pasaba en la calle (jolgorio, carnaval con disfraces de ideologías), mientras los Azañas y Mauras ensayaban vodeviles políticos en su entrar y salir de despachos.

    ResponderEliminar
  3. Realmente casos como el de Muñoz Seca hacen que nunca me posicione con la Guerra Civil. En mi familia una parte estaba con la república y la otra con Franco y tengo anecdotas de estas por los dos bandos. Claro que si echamos la vista atrás, por ejemplo la Revolución Francesa, que nadie negará que fue un hito en la evolución sel ser humano, está lleno de asesinatos como ese. Es ese el precio?

    ResponderEliminar
  4. La primera obra de teatro que vi en min vida, con 9 años, fue La venganza de don Mendo, representada por cadetes del Ejército del Aire en un festival de fin de curso. Nunca ha dejado de ser una de mis fvoritas. La película que hizo Fernando Fernán Gómez me parece una joya de nuestra cinematografía. El astracán no es el esperpento, cierto, pero hay un ingenio en él que lo hace acreedor a mejor fortuna crítica.

    ResponderEliminar
  5. Esto de que la gente se posicione sobre contiendas pretéritas a mi siempre me ha sugerido unos versos que Brecht dedicó a la posteridad, pero he de reconocer que tiene su lógica. Me recuerda lo que escribió T.S.Eliot a propósito de Milton, creo que era algo así como que hay guerras civiles que duran para siempre...

    ResponderEliminar

Una pedagogía sacramental

Me atreví, tras vencer no pocas dudas, a escribir el prólogo de este libro que viene a defender lo que podríamos llamar una pedagogía sa...