lunes, 16 de marzo de 2015

Mi literatura te oculta

Hay en La tarjeta postal de Derrida un pasaje que me retuvo un buen rato entre sus líneas al acabar de leerlo. Imagínense ustedes que le escriben una postal a su novia o a su mujer y que, como se sienten inspirados, firman un hermoso texto. Pues bien, Derrida nos dice que con nuestro orgullo literario hemos creado una distancia con la amada que es tanto mayor cuanto más hermoso es el texto: 

"Desde el momento en que lo que te escribo se convierte en literatura, ya no me dirijo a ti y, por consiguiente, falto a ese deber que me ordena que me dirija a ti de forma singular".
Derrida, La tarjeta postal

¿Sería entonces la caricia -la caricia tosca- el único lenguaje que sólo la tiene a ella como destinataria?

13 comentarios:

  1. Después de mucha Diarrea mental, el cerebro empieza a Derretirse, arqueológicamente, eso sí.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Porque -me imagino- si es sofisticada ya es un gesto cultural.

      Eliminar
    2. si Derrida cree que el lenguaje es un juego mas que un altar o una ceremonia...entonces texto y caricia pueden fundirse en el juego. Juego especial en el que los jugantes,no jugadores, van sabiendo de sus reglas sobre la marcha de un azar.

      Y entonces nadie ni nada miente....
      Himberbe

      Eliminar
  3. Ese odio a la literatura es consecuencia nefasta de un cierto platonismo, metafísico. En el caso de Derrida, no es una paradoja sino una aporía. Me voy a (re)leer de inmediato algún pasaje de las Heroidas de Ovidio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kant en su Crítica del Juicio (o del Discernimiento) diferencia entre la belleza más pura que se percibe sensorialmente, independientemente de ningún concepto, y la que se percibe en relación con conceptos o ideas, una belleza "intelectualizada", creo que Kant dice que se percibe a través del pensamiento. Puede que esté presente la influencia de Rousseau y su oposición entre naturaleza (pureza, bondad) y sociedad.

      Eliminar
  4. También dice mucho de la consideración que tenía hacia sus lectores, considerando su estilo. Onanismo intelectual.

    ResponderEliminar
  5. Ya lo dijo Pessoa, con más arte: "o poeta é um fingidor".

    ResponderEliminar
  6. "Finge tão completamente / Que chega a fingir que é dor / A dor que deveras sente...

    ResponderEliminar
  7. El mismo texto de Derrida és literatura y aunque no lo escriba a su amada es, seguramente, vanidad si es que es consciente de hacer literatura. Y seguro que lo es.

    Y tiene razón porque la caricia de la que habla no va dirigida a la amada sino a él, al que la da, no al que la recibe. La cuestión no es la cantida de belleza, sino la cantidad de vanidad.

    ResponderEliminar
  8. Derrida no habla con nadie, se significa.

    ResponderEliminar
  9. Centrarse en la caricia y denostar la literatura es tal vez un error. Ya demostró Bachelard que la raíz de la poesía está precisamente en la fenomenologia "menor" de lo humano (la imaginación de la materia), a la que pertenece la caricia.

    ResponderEliminar