viernes, 27 de marzo de 2015

La caja negra...

... es el hombre.

De repente descubrimos que estamos en manos de nuestros semejantes, que son tan indescifrables como nosotros mismos y que entre dos y dos, siempre hay un quizás.




6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Para esto tenemos la cultura, para olvidar que somos seres naturales.

      Eliminar
    2. La humanidad de la Naturaleza (Agri-Cultura y Cultura) tiene como fin el olvido de la naturaleza de la Humanidad (Animalidad natural y salvaje). Bien!.... Lógico.....

      Pero entonces....yo también puedo decir que:
      La humanidad de la Religión (el Cristianismo como religión de la divinidad hecha hombre) tiene como fin el olvido de la religiosidad de la Humanidad (el profundo sentimiento religioso del re-ligarse con el Creador que nunca ha sido humano).
      Por tanto, el Cristianismo es un ateísmo encubierto. Una mala copia de la original.
      Un sucedáneo y hasta un placebo.

      Cuando oigo hablar de Religión, no saco el revolver pero sí la escoba.
      H. Ambossat.

      Eliminar
    3. Añado:

      Platón decía que el MUNDO estaba lleno de dáimons, los románticos alemanes dijeron que la NATUR está llena de espíritus....y yo me digo a mí mismo, como hombre cínico postmoderno o moderno si quieren, que la CULTURA está llena de "fantasmas".

      Hneri Ambossat

      Eliminar
  2. Exacte! És així per tot lo meravellós i per tot lo horrorós. Llàstima que només ho recordem públicament quan tot ratlla la foscor....

    ResponderEliminar