viernes, 2 de marzo de 2012

Hacía mucho tiempo que no te traía al café


7 comentarios:

  1. Con la ley antitabaco es el único café al que puede acudir la pobre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En El Café de Ocata el humo que sale de los pulmones de esta santa mujer no sólo es purificante sino que otorga, al respirarlo, indulgencias plenarias.

      Eliminar
  2. Agente Provocador sólo tengo uno. Ésta señora es La Otra.

    ResponderEliminar
  3. Debí haberlo puesto con minúsculas. Qui hábet aures audiendi, ándiat.

    ResponderEliminar
  4. Exquisita! Quizás pudiera usted traerla más a menudo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es arriesgado traer a La Otra a tu café. Ya sabe usted lo que cantaba don Antonio:
      "La otra es el amor prohibido
      complemento de mis ansias
      y a quien no renunciaré"

      Eliminar

Z.

Me cuenta su viuda que en el transcurso de una revisión, a Z. le encontraron un pequeño carcinoma en un pulmón. Nada grave, en estos tiempo...