domingo, 11 de diciembre de 2011

Un consejo al Primer Ministro entrante:

La creación del Ministerio del Tiempo Perdido.

Para hacerlo más europeo podría denominarse en francés, que queda más proustiano.


Nota: Tras la irónica reprimenda de don Juan, dejemos al Primer Ministro convertido en Presidente del Gobierno.

3 comentarios:

  1. Caerá en saco roto, o en agujero negro..., porque no tenemos Primer Ministro, luego no se dará por aludido, o estará disfrutando en él, en ese imaginativo ministerio, fumando en su diwan, pero ajeno a la poesía, como buen Notario...

    ResponderEliminar
  2. Acostumbra a tener razón, don Juan, y en este caso veo que ha sido incluso un poco caritativo con mi gazapo. Efectivamente, en España no tenemos Primer Ministro.

    ResponderEliminar
  3. Más nos vale que yo tenga razón que no que ella me tenga a mí, porque la iba a dejar imposible para ejercer su ministerio...
    La palabra gazapo, tan poco usada ya, Gregorio, me trae a la memoria una sección de La codorniz. Aunque yo leía (y coleccionaba) Hermano Lobo, leía La codorniz que compraba (pero no coleccionaba) mi padre.

    ResponderEliminar

Portez-vous bien

Me escribe B: On m’opère à 13h. La hâte que ce soit fait est plus forte que la peur de passer sur le ‘’billard’’.  Ces dernières journées, e...