domingo, 25 de diciembre de 2011

Jesús

Ah mince ! Moi qui croyais que Jésus préfigurait la venue sur la Terre de Stéphane Hessel ! Il n’était donc pas un indigné ?
Non seulement, il n’y a pas de message politique chez Jésus, mais en plus il refusait la politique et le social. Pour la foi chrétienne, le Christ n’est pas le premier des indignés, mais le premier des ressuscités – ce qui est, convenez-en, un peu différent. Certes, il y a bien eu des tentatives de récupération politique du message de Jésus : ce fut le cas avec la théologie de la libération. Or, il ne fait, par exemple, aucune sorte d’allusion à l’esclavage. Jésus n’est pas Spartacus !

Vía

3 comentarios:

  1. Bon Nadal i bones festes!
    Sani

    ResponderEliminar
  2. Claro, claro, su reino no "era de este mundo".Supongo que si, ahora, pasando por en medio de los acampados de Ocuppy Wall Street, se abriera paso a tortazos dentro del NY Stock Exchange y arrojara a patadas y guantazos a todos los que allí pululan,eso no tendría ningún significado político.No, por Dios. Sólo era la representación enérgica de un drama litúrgico en el que representaba... vaya Ud. a saber.

    ResponderEliminar
  3. Pero es que Jesús fué criticado por los fariseos precisamente por lo contrario: por compartir comida con los brokers de la época, los recaudadores de impuestos. Ello representaba, como en el caso de las prostitutas, no sólo contravenir las leyes de pureza ritual, sino el mismo Torah.
    Por otra parte, no estoy tan seguro de que Jesús tuviera una actitud tan 'excéntrica' respecto a la Ley, sino tal vez una enfoque menos casuístico de ella. Así, en el caso de la mujer adúltera, en ningún caso exculpa su conducta, sino que exige rigor moral a sus jueces. Recordemos que su actitud ante el divorcio era más rigurosa que la aplicada entonces.

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...