viernes, 16 de diciembre de 2011

Pudiera ser...

... discutíamos esta tarde en Figueres la posibilidad de que que el platonismo sea la manera natural de estar del hombre en el mundo y que la filosofía consista en la crítica radical del platonismo, alejándose de él lo suficiente como para desvelar su inconsistencia teórica y su necesidad política. Con lo cual el filósofo sería aquel ciudadano que se permite excursiones por la excentricidad teórica en los interludios de su vida platónica. ¿Más o menos era esto, no Albert?

4 comentarios:

  1. Desde luego en Figueras pasan cosas que no suceden en el resto del mundo... empezando por la "crítica de la razón platónica".

    Un abrazo y enhorabuena por esos amigos.

    ResponderEliminar
  2. Es un bello pensamiento, a no ser porque yo creo que la manera natural de estar el hombre en el mundo es el aristotelismo. !?

    ResponderEliminar
  3. hay que ver, con lo que cuesta hacerles tragar Platón a los chavales... gracias por todo

    ResponderEliminar
  4. Hay que ver, con lo que cuesta hacerles tragar Platón a estos chavales... gracias por todo

    ResponderEliminar

The Jean-Paul Sartre cookbook

Traslado hoy al Subjetivo los exitencialismos caniculares.