domingo, 30 de octubre de 2011

Fe y obediencia

Dijo Memónides de Moronea al despedirse de sus amigos de Turios: "Hay que creer y obedecer. O estás perdido. No importa qué. Lo que importa es creer y obedecer".

12 comentarios:

  1. Memónides de Moronea (que confieso no se quien era, ni està en la Wiki) tenia complejo de oveja, mansa, por supuesto.

    ResponderEliminar
  2. A mí me suena así, jajajaj.

    http://feedproxy.google.com/~r/TaosmoEnEspaol/~3/X7fSxBlclZQ/satori-realidad-rio-61-1-tao-te-ching.html

    Cada uno oye una música distinta, y son variaciones del mismo tema. Menos el que es sordo, ese no oye música alguna.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. diria que Don Federico jamás diria eso, quizás hablaria de crecer y "obedecer"

    ResponderEliminar
  4. Pero si lo que hace posible el crecimiento es la obediencia, ¿cómo se puede obedecer a lo arbitrario, no puntual, sino habitualmente, sin fe? ¿Acaso no sostiene Nietzsche que "lo esencial en el cielo y en la tierra es obedecer, durante mucho tiempo, y en una única dirección"?

    ResponderEliminar
  5. A mi em recorda Bernat de Claravall i l'obediència en les ordes monàstiques. "En l'obediència trobaràs la felicitat."

    ResponderEliminar
  6. Miraculosa: En la obediència -afegeixo, i crec que estaràs d'acord- a la Llei.

    ResponderEliminar
  7. Jo tampoc entenia lo de la obediència com a virtut, fins que vaig llegir la Regla de S Benet, on hom s'adona que la no obediència , a un superior moral, compte! representa vanitat, immodèstia i orgull bord. Molts dels que critiquen la obediència són en canvi crèduls amb el poder.

    ResponderEliminar
  8. N'hi ha prou amb imaginar-se la vida com un fenomen esportiu per entendre que és l'obediència als regles de joc la que permet que hi hagi, de joc. Si és així, cal obeir molt de temps per aprendre a jugar bé.

    ResponderEliminar
  9. Establecida la conveniencia de la obediencia.Adhiero a ello. ¿Y la fe, el creer?. No importa en qué, sólo creer o estas perdido dice Memónides que de memo no tiene nada.
    Perdido está el que se des-orientó, el que perdió el oriente, el lugar por donde sale el sol, la luz del día.

    ResponderEliminar
  10. Jacques Barzun (que cumplirá 103 el mes que viene) ayer en el WSJ sobre Trilling.

    'What matters is the work. It is Homer. It is Sophocles. When we say Dante, we do not think of the perpetual fugitive Il Signor Alighieri, but of "Nel mezzo del camin di nostra vita"'


    http://online.wsj.com/article/SB10001424052970204777904576651120765955328.html?KEYWORDS=barzun

    ResponderEliminar
  11. Claudio: ¡Cómo te agradezco la deferente referencia! ¡Y cómo me alegra saber que compartimos el aprecio por este estupendo tipo, Trilling, de quién por cierto, uno no puede hablar con nadie, porque nadie lo conoce por aquí.
    Fíjate qué curioso: Lo acabo de citar en una ponencia que estoy preparando para una especie de congreso de terapeutas en el que he decidido salir en defensa de la infelicidad, que viene a ser como hablar en defensa del despido libre en un congreso de un sindicato. ¡Ya veremos cómo sale la cosa y cómo salgo yo!
    Recientemente he descubierto la influencia enorme que Richard Sennet tiene contraída con Trilling!
    Por cierto estoy leyendo todo lo que encuentro de Philip Rieff, uno de esos conservadorazos que tanto nos gustan a nosotros. Un gran, gran personaje y un intelectual valiente. Todo un lujo frecuentarlo, de verdad.

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola