martes, 10 de marzo de 2009

Pa i tomàquet

Ayer asistí a una tertulia tan grata como interesante a la que los tertulianos habituales han puesto un nombre perfectamente explícito: "Pa i tomàquet amb tertúlia". Aquí, lo aseguro, el orden de los factores es importante. Los asistentes: Mercé Beltran, Carol Biosca, Salvador Cardús, Jordi Casabella, Marga Gallifa, Francisco Longo Martínez, Ferran Mascarell, Irene Rigau, Jordi Sánchez, Josep Maria Sanclimens, Mariona Trabal, Xavier Vidal, Josep Villalonga y Ernest Maragall. Se habló, por supuesto, de enseñanza, pero no es de esto de lo que quiero hablaros a vosotros, sino de lo relevante, o sea, del "Pa i Tomàquet", de cuyos entresijos me informé ayer al dedillo. Ahí van:
  • El pan, que ha de haber salido del horno cinco o seis horas antes de la preparación, tiene que ser redondo, de medio kilo, de trigo cocido en horno de leña y no excesivamente tostado, cortado a rebanadas de un grosor de 1,3 cm. La miga ha de ser de agujeros pequeños y continuos.
  • El tomate tiene que ser rojo, maduro, lustroso y de pulpa compacta.
  • El aceite ha de tener un grado de acidez muy bajo (máximo de 0,8 grados). En este caso se usó oliva virgen extra de primera presión en frío de aceitunas de La Boella, de La Canonja, Reus.
  • Elaboración: Se untan con tomate las dos caras de la rebanada de pan en forma circular hasta cubrir homogéneamente toda la superficie. Después se añaden, por este orden, la sal y el aceite, vertido desde la aceitera. El caño ha de situarse a unos 10 cm del pan y el chorro ha de caer de manera lenta y continua, no a ráfagas. Y se sirve rápidamente.
  • Acompañamiento. Nos sirvieron dos rebanadas de pan en dos tandas. En la primera el "pa i tomàquet" iba acompañado de jamón ibérico de bellota cortado a máquina; longaniza de Vic, chorizo y lomo ibérico, anchoas de La Escala y queso manchego. En la segunda, de una tortilla de dos huevos puestos el día anterior por unas gallinas controladas de La Cerdanya, y sobrasada de Mallorca.
  • El vino tinto, un más que excelente Château Hélène.

19 comentarios:

  1. Una precisión, pa i tomàquet o pa amb tomàquet?

    La verdad es que hay muchas variantes del "pa amb tomàquet", que si tostado, que si con ajo ...
    Personalmente me gusta untado a una cara, a dos creo que el pan queda demasiado humedecido.

    Y respecto al tomate, lo mejor a mi entender es el "tomacó" (así lo llamamos en el Penedès) el pequeño tomate de colgar, que aguanta de temporada a temporada, es carnoso y muy gustoso.

    No me meto con el vino, pero ...

    Me voy a desayunar, qué hambre!

    ResponderEliminar
  2. Josep: Yo siempre había dicho "amb", pero como en esta ocasión los anfitriones prefieren la "i", me parece de justicia respetar (en este caso puntual) su preferencia.

    ResponderEliminar
  3. ¡Dios mío, qué maravilla! ¡Y qué envidia!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Puntualizaciones:

    1ª Mejor con tomate de pera (en casa lo preferimos también para las ensaladas).

    La Canonja es un municio que fue absorbido por Tarragona (cuando se implantó la industria petroquímica) y que después volvió a independizarse, así que lo de Reus sobra. http://www.olilaboella.com/.

    Cambiando de tercio, creo que interesará a unos cuantos de los comensales:

    Nihil Obstat La reforma educativa als Estats Units

    ResponderEliminar
  5. Como bien apunta Josep Torrents, el tomate que sea del de colgar, de pulpa carnosa, compacta i uniforme. De esos que después de untar sólo te queda su piel translúcida en las puntas de los dedos. Y muy importante el detalle de untar por las dos caras, costumbre esta que se ha ido perdiendo, pues de niño recuerdo que me sorprendía cuando veía una rebanada untada sólo por un lado, mientras que ahora la sorpresa (grata por otra parte) es cuando lo está por ambos. Eso sí, el pan debe ser de miga compacta y uniforme o, en su defecto, ligeramente tostado, pues de lo contrario se reblandece en exceso. En cuanto al aceite... ¡Hay tanto y tan buenos para escoger! Este fin de semana probé uno de la cooperativa de Vinaixa, junto a les Borges Blanques, de arbequina poco madurada (el invierno ha sido largo), verde y lustrosa, de un sabor particularmente afrutado y ligeramente picante al final; excelente para el pan o para ensaladas, quizás excesivo su sabor en caliente...
    En fin, qué maravilla sentarse a la mesa cuando está bien servida y hablar, precisamente, de comida.

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla

    Ya me gustaría ya, preparar habitualmente estos manjares (la mitada de mi familia es catalana) por aquí Madrid, pero es muy difícil de encontrar el bendito tomate de parra.

    PD: ay, ay, ay si os tuviera que explicar que entienden por estos lares por "Pan i tomàquet!...

    ResponderEliminar
  7. Exapamicron Otro café

    [ "Uno bebe café con el nombre del Señor en los labios y permanece despierto, mientras que la persona que busca el placer licencioso de la embriaguez se olvida del Señor y se emborracha." ]

    [ A las autoridades más que la bebida le preocupaba los locales donde se consumía, eran nidos de holgazanes, hervideros de habladurías, antros de conspiración y además se jugaba al ajedrez. ]

    ResponderEliminar
  8. Portorosa: Cataluña es un país excelente por muchas razones, pero entre las principales yo resaltaría el espero en la preparación de lo sencillo: véase el "pa amb tomàquet" o els "calçots".

    ResponderEliminar
  9. Maty y compañía: No voy a entrar a discutir las variaciones culinarias del "pa amb tomàquet", que yo soy aquí el forastero. Sólo pretendía cantar sus excelencias.

    Respecto al segundo tema que apuntas, lo sigo con mucha atención. De hecho Obama educativamente está siguiendo los pasos de Bush... sólo que es más radical en su aplicación.

    ResponderEliminar
  10. Armando: Yo disentiría en algún matiz...

    ResponderEliminar
  11. Don Cogito: He comprobado la venganza castellana contra el "pantomaca". Y la he sufrido.
    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Gran Maty... y te agradezco sobre todo que te hayas saltado la cita final de ese apunte.

    ResponderEliminar
  13. Me ha despertado la gusa, Don Gregorio. Termino el comment y me bajo a cenar. Una de las cosas que mejor recuerdo es el olor a pan recién hecho y leyéndole me ha venido un efluvio. Para muchas cosas, ¡ay! he perdido la nariz y solo me queda el recuerdo.
    Le paso un meme, por si le interesa darle continuaciónLo he pescado de aquí (no sé como hacer el enlace directo) http://derecoquinaria-sagunt.blogspot.com/2009/03/sos-clasicas.html

    ResponderEliminar
  14. Siempre 'amb tomàquet', ep. Parece mentira lo que da de sí el tema, hace años asistí a un debate profundo sobre si se han de untar las dos caras o una sola. Como diria mi iaio, qui no té feina el gat pentina.

    ResponderEliminar
  15. Por cierto, el pan hay quien dice que mejor del día anterior para preservar la tradición destinada a reblandecer els 'rosegons'.

    ResponderEliminar
  16. El "pa i tomàquet" no té res a veure amb el menjar (pa amb tomàquet). Doncs és mes aviat el nom d´un fill que tindria com a senyor pare el Pa i com senyora mare el Tomàquet. El pa i Tomàquet, em recorda allò que tan de moda està avui entre els catalanòfils, traduir qualsevol nom al català (paradoxal, doncs per altra banda reclamen que no és castellanitzi cap topònim català). Si el pa amb tomàquet fos un senyor, certament que l´hi haurien canviat el nom al seu DNI pel: Sr. Pa i Tomàquet. La versió castellana d´aquest estrany fet lingüístic, seria aquella que diria així: Sr. Pan De Tomate. Per cert, sabent vostès que podien haver-se infectat de Tifus.

    ResponderEliminar
  17. Pues sí, qué envidia. En un primer vistazo había leído "Pla i Tomàquet", que a lo mejor era un nombre todavía más bonito para una tertulia (el gran Pla, lo que daría uno por compartir tertulia con él).
    Por cierto, no querría alejarle de sus placeres, pero me ha surgido (sólo en mí mismo, por ahora) el debate ética-estética y, si puede ser, le rogaría que pasase a poner algo de luz filosófica, please:
    http://conde-duque.blogspot.com/2009/03/cetait-un-rendez-vous.html
    Muchas gracias. Y que aproveche...

    ResponderEliminar

Otra caída

Ya les he contado a ustedes alguna vez que me caigo con frecuencia. Un problema del oído interno me impide llevarme del todo bien con el sen...