viernes, 31 de marzo de 2017

Joseph de Maistre


Mi amiga B. ha seguido con atención el post sobre Scruton y su curiosa deriva hacia de Maistre y por eso nos anima a leer un texto que Sollers le dedica a este maldito. B. añade: "Quel que soit le sujet qu'il [Sollers] traite, j'adore son écriture, son ton, il pourrait écrire n'importe quoi sur n'importe qui, je le lirais avec la même délectation". A continuación me hace una pregunta que yo me permito trasladaros a vosotros: "Qu'en pensez-vous?" 

El texto de Sollers es éste: Eloge d'un maudit.

A mi Sollers también me gusta. Pero aún me gusta más de Maistre, por una sencilla razón: porque en estos tiempos de lenguaje políticamente correcto en el que todo el mundo busca la manera de decir lo que tiene que decir con palabras que no se le vuelvan en contra, de Maistre es un magnífico ejemplo de libertad, de escritor libre que, además, maneja un gran estilo. Y, en el fondo, ¿para qué nos sirve ser libres si la cobardía nos impide salir a la intemperie?

24 comentarios:

  1. Probablemente la Revolución ya no nos parezca tan sagrada. Ni la libertad de lo nuevo tan deseable. Ni tan insoportable la tiranía de lo viejo ¿Ha sido ese el triunfo póstumo de de Maistre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está muy bien visto. ¿Es posible leer a de Maistre cambiando el horizonte de la revolución francesa por el de la caída del muro de Berlín. Lo voy a intentar.

      Eliminar
    2. En el interesante intercambio que hubo a propósito del post sobre Scruton me pregunté finalmente si "reaccionario" no es un término connotado y es mejor "antimoderno" por ser aparentemente más neutro. Digo connotado porque para considerar a alguien reaccionario hay que mirar desde una cierta simpatía hacia los progresistas y creer su mitología y sus historias acerca del bien universal que nos traen, lo que no es fácil después de lo que estamos viendo, efectivamente, después de la caída del muro de Berlín. Lo que pasa es que no lo sé argumentar muy bien en extenso sin dar una falsa impresión.

      Eliminar
  2. No entiendo qué ha pasado con los dos mensajes que he enviado diciendo que no tengo ni Facebook ni Twitter. Tu mail de Twitter y de Facebook ¿no lo puedes poner aquí? ¿O no hay mail en esos programas (que yo no conozco más que de oídas)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, el problema es que alguna vez que he puesto aquí mi mail he tenido que sufrir posteriormente una avalancha de mensajes de todo tipo. Y no todos agradables.

      Eliminar
    2. He consultado el caso con un amigo informático: me dice que utilice el sistema de intercambio de archivos "gordos". Te hago un paquete rar con las páginas escaneadas y varios libros de y sobre De Maistre y te envío el enlace donde lo puedes bajar.

      Eliminar
    3. Perfecto, porque yo tampoco soy un lince en estas cosas.

      Eliminar
  3. A ver si funciona:

    http://dl.free.fr/ryLOVeAXJ

    Yo, cuando le doy al enlace recibo el paquete automáticamente. No sé si en España sucederá igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está recibido, pero no consigo abrirlo. Pero ya solucionaré el problema -espero. Gracias.

      Eliminar
    2. Se abre con cualquier programa gratuito de compresión, como Winrar o Winzip. No sé qué sistema utilizas tú, pero creo que en los últimos Windows hay un programa que lo hace (yo estoy todavía con Windows XP).

      Intenta hacerlo con el botón derecho del ratón.

      Eliminar
  4. En cualquier caso, he encontrado el lugar donde De Maistre utiliza la célebre fórmula "aprender a aprender". Es en su libro "De l'Église gallicane" (1821), Chapitre VIII, titulado "Passage de La Harpe et digression sur le mérite comparée des jésuites", que comienza así:

    "La Harpe m'étonne fort lorsque, dans je ne sais quel endroit de son Lycée, il décide que les solitaires de Port-Royal furent très-supérieurs aux Jésuites dans la composition des livres élémentaires. Je n'examine pas si les Jésuites furent créés pour composer des grammaires,
    dont la meilleure ne saurait avoir d'autre effet que d'apprendre à apprendre : mais quand cette petite supériorité vaudrait la peine d'être disputée, La Harpe ne semble pas avoir connu la Grammaire latine d'Alvarez..."

    (El texto se encuentra en la pág. 1263 de las Oeuvres complètes en pdf que van en el paquete).

    En "Les Dossiers H" dedicados a Joseph de Maistre (Ed. L'Âge de l'homme, 2005, pág.342) Jean-Paul Clément dice que esa célebre expresión fue él el primero que la utilizó (pero, ¿cómo lo sabe?):

    https://books.google.fr/books?id=kiDaH4ll41oC&pg=PA342&lpg=PA342&dq=joseph+de+maistre++%22apprendre+%C3%A0+apprendre%22&source=bl&ots=gdqj0E5jux&sig=5mR_lypugEEpm63I80NazoPaKWM&hl=fr&sa=X&ved=0ahUKEwjw1_js5YHTAhWdHsAKHZLEAxkQ6AEIHDAA#v=onepage&q=joseph%20de%20maistre%20%20%22apprendre%20%C3%A0%20apprendre%22&f=false

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No es magnífico? ¡El gran lema pedagógico de los progres resulta que se lo debemos a de Maistre, nada menos!
      ¡No sabe cómo le agradezco esta información!

      Eliminar
    2. ¡ Ahora sólo nos queda descubrir que la frase "prohibido prohibir" es de Donoso cortés !

      Eliminar
    3. En La derrota del pensamiento, Finkielkraut esboza ciertos paralelismos entre los argumentos de De Maistre y los de más recientes anti-racionalistas, ninguno de los cuales se suelen considerar ni reaccionarios ni nada parecido

      Eliminar
  5. Me da que demasiado filósofo y poco historiador. Demasiada evanescencia por estilo y ocurrencia y poco de lo que este señor deseaba realmente. Inmobilismo, privilegios, un maravilloso viejo orden que beneficiaba a cuatro. Me recuerda a Zweig hablando de Viena o ese final de El gatopardo. Y alguno se deja llevar. Igual es que no alcanzo a comprender estos juegos florales. Perdón por la irrupción contrarian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que perdonar. Al contrario, le agradezco su presencia disidente.

      Eliminar
    2. Las cosas son un poco más complicadas... Por cierto, la democracia nos está llevando a concentraciones de riqueza más demenciales aún que las anteriores a la Revolución francesa.

      Eliminar
  6. Yo por mi parte no conozco sociedad alguna que no haya sido en beneficio de cuatro o de seis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo ninguna sociedad que queriendo ser en beneficio de todos, no haya generado excluidos de ese beneficio supuestamente común.

      Eliminar
    2. Comparar nuestra sociedad con la del Antiguo Régimen es como poco impulsivo y habla de desconocimiento sin que eso signifique decir que vivimos en el paraíso ahora. Esa añoranza de pasados mitificados que no son tales, algo habitual entre conservadores y revolucionarios, estos últimos que tratan de retornar a casi estados de naturaleza magníficos, roussonianos.

      Eliminar
  7. Sin duda, don Gregorio. Está usted en lo cierto, según creo. Me parece que hasta la modélica República de Platón los generaba. Como dice mi amigo Genaro Chic, democracia no significa gobierno del pueblo, sino fuerza (kratos) del pueblo. Y me da que muchos aprovechan ese kratos para subirse a la ola del poder y nosotros de palmeros, diciendo un viva la libertad que suena como un vivan las cadenas. Es decepcionante, claro, y se entiende que sea difícil de admitir. De todas formas, como también dice Genaro, la jaula de la libertad es ahora un poquito más grande, sin dejar de ser jaula, y eso hay que reconocerlo. Quien se apoya en el pueblo tiene que echarle algunas migas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única democracia que hay en el mundo es la suiza. Allí se vota hasta por la construcción de una pasarela. Mi mujer, que es franco-suiza, recibe varias veces al año papeles para referéndums que a un español o a un francés le parecerían ridículos. En Suiza, además, el poder está muy descentralizado y los políticos son mucho menos conocidos que los del resto de Europa.

      Yo, que sólo he votado una vez en mi vida (en el referéndum por la democracia de 1978) si fuera suizo sí votaría.

      Eliminar
  8. La revolución francesa conduce en línea directa a Napoleón, un personaje que se corona emperador a sí mismo en presencia del papa. Y la excusa era acabar con el absolutismo. Por el medio, guerras de agresión contra la mayor parte de los países de Europa.
    El bolchevismo, so pretexto de luchar contra la tiranía, crea una mucho mayor, que acaba sojuzgando a media Europa.
    Creo que hay buenos motivos para ser reaccionario o, al menos, desconfiado hacia los salvadores, sean césares o populistos. Y ello no tiene nada que ver con añoranzas del antiguo régimen ni otros hombres de paja tan socorridos.

    ResponderEliminar
  9. Un buen debate sobre la libertat en este tiempo, sobre la distancia entre los hechos y las palabras y sobre la relacion entre lo uno y lo otro. Creo que es la razon de la vivacidad del debate : su radical actualidad. Descubrimos límites.
    Me lo he pasado bomba leyendoles, y no he intervenido porque he necesitado tiempo de digestion/reflexion. Agradezco tanto su pensamiento como el que han estimulado en mi.

    ResponderEliminar

Regalazo