miércoles, 30 de abril de 2014

La mala sombra del fútbol

En esta noche de abril no hay aficionados al fútbol por las calles de Ocata. Sólo hay camareros recogiendo desganados las terrazas despobladas mucho antes de lo previsto. Esta noche todas las uvas son verdes. También pasaba esto antes, pero ya no nos acordábamos. Queda para la memoria la cara de Guardiala, que recién despertado, acaba de descubrir que Mouriño ya no está allí. 

4 comentarios:

  1. A veces el futbol nos enseña lecciones como la de que el control no es posesión.
    O la de que en la vida, los que no saben pero se lo creen triunfan sobre los que saben pero no se lo creen.

    Henri de Wittenberg (ciudad del Dr Fausto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi parecer la principal lección del fútbol es que nunca sabes con exactitud ni por dónde te va a venir la pelota ni a dónde va a ir la pelota que acabas de lanzar contra la portería. Pienso en Sergio Ramos, convertido hoy en maestro de todo los existencialistas.

      Eliminar
    2. Hombre, pues no. Que churros salen a docenas, de acuerdo; pero Cristiano nos ha enseñado, al menos en las faltas, que donde pone el ojo pone el balón, y que hay hermosos efectos diabólicos -índependientes de la clásica "rosca"- que hasta su aparición desconocíamos.

      Eliminar
  2. Hermoso: Guardiola a la funerala: Guardiala... Ramón Solsona deseaba un Força Bayern! de impotencia tras perder la Copa. Ayer habrá añadido aspirina entre la força y el Bayern, y se lo habrá tragado todo con la esperanza de calmar los ardores de un resultado indigerible...
    ¿Se habrán parado a pensar los secesionistas si están dispuestos a tener un campeón de liga eterno y que, además, solo pueda jugar la champions con Andorra , San Marino, Kosovo y Crimea...?

    ResponderEliminar