domingo, 8 de septiembre de 2013

Había una vez un tuerto...

... que molesto porque no veía bien, le echaba la culpa a su ojo sano. Así que decidió sacárselo.

De la importancia de la errorología

Llevo años insistiendo en la importancia de la "errorología", es decir, del estudio de la lógica del error que subyace a la respu...