domingo, 15 de septiembre de 2013

El eterno retorno del optimismo

Claro que también está la otra cara

Un soldado alemán le da un trozo de pan a un niño ruso, cerca de la ciudad de Volkhov. 1942

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Magris, otro de los nuestros

Es evidente que el conocimiento fáctico no basta. No basta con saber dónde está el esófago para ser un buen médico ni dominar la gramática ...