jueves, 16 de enero de 2020

Lope

A veces se encuentran en Lope sonoridades de una modernidad tal, que el lecgtor, desprevenido, se ve forzado por la extrañeza a comprobar que eso que está leyendo es, efectivamente, de Lope. Es el caso -uno entre mil- de estos versos de El arauco domado:

Piraguamonte, piragua,
Piragua, jevizarizagua;
       Bío, Bío,
Que mi tambo lo tengo en el río.
   
Yo me era niña pequeña,
Y enviáronme un domingo
A mariscar por la playa
Del río de Bío-Bío,
Cestillo al brazo llevaba,
De plata y oro tejido;
Hallárame yo una concha,
Abríla con mi cuchillo;
Dentro estaba el niño Amor,
Entre unas perlas metido;
Asióme el dedo, y mordióme;
Como era niña, di gritos.
       Bío, Bío,
Que mi tambo lo tengo en el río.

1 comentario:

  1. La cita es un fragmento del poema, que entero dice:

    Piraguamonte, piragua,
    piragua, jevizarizagua.

    En una piragua bella,
    toda la popa dorada,
    los remos de rojo y negro,
    la proa de azul y plata,
    iba la madre de Amor,
    y el dulce niño a sus plantas;
    el arco en las manos lleva,
    flechas al aire dispara;
    el río se vuelve fuego,
    de las ondas salen llamas.
    A la tierra, hermosas indias,
    que anda el Amor en el agua.

    Piraguamento, piragua,
    piragua, jevizarizagua;
    Bío-Bío,
    que mi tambo le tengo en el río.

    Yo me era niña pequeña,
    y enviáronme un domingo
    a mariscar por la playa
    del río de Bío-Bío,
    cestillo al brazo
    de plata y oro tejido;
    hallárame yo una concha,
    abríla con mi cuchillo;
    dentro estaba el niño Amor,
    entre unas perlas metido;
    asióme el dedo y mordióme;
    como era niña, di gritos.

    Bío-Bío,
    que mi tambo le tengo en el río.
    Piraguamonte, piragua,
    piragua, jevizarizagua.

    Entra, niña, en mi canoa
    y daréte una guirnalda,
    que lleve el sol qué decir
    cuando amanezca en España.
    Iremos al tambo mío,
    cuyas paredes de plata
    cubrirán paños de plumas
    de pavos y guacamayas.
    No tengas miedo al Amor,
    porque ya dicen las damas
    que le quiebra el interés
    todos los rayos que fragua.

    Piraguamonte, piragua,
    piragua, jevizarizagua;
    Bío-Bío,
    que mi tambo le tengo en el río.

    La blanca niña, en cabello
    salió una mañana al río,
    descalzó sus pies pequeños,
    comenzó a quebrar los vidrios.
    Andaba nadando Amor,
    y acercándose quedito,
    asióle del uno dellos,
    a quien llorando le dijo:
    «Deja el pie, toma el cabello,
    porque la ocasión he sido,
    y por que mejor la goces,
    vente a mi tambo conmigo.»

    Bío-Bío,
    que mi tambo le tengo en el río.
    Piraguamonte, piragua,
    piragua, jevizarizagua.

    Según la Wikipedia "Arauco Domado es una tragicomedia publicada por Lope de Vega aproximadamente en 1625, donde describe la lucha del pueblo mapuche [chileno] (llamado "Arauco" por los españoles de la época) y las huestes hispanas. Es la dramatización del poema épico Arauco Domado de Pedro de Oña en 1596 el cual fue escrito a petición de la familia de García Hurtado de Mendoza desconformes con el trato
    recibido este por Alonso de Ercilla en su poema La Araucana (1569, 1578 y 1589)."

    Tambo: en Sudamérica y según el país, corral, posada, tienda, prisión, lechería.

    El río Biobío es un río que atraviesa parte de la zona sur de Chile.

    "Jevizarizagua" según Bousoño es una jitanjáfora:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Jitanj%C3%A1fora

    ResponderEliminar

Hasta mañana

Aplastado por una tonelada de trabajo insperado y urgente que me ha caído encima paso por aquí para decir "¡Hasta mañana!". Hay qu...