jueves, 2 de enero de 2020

El cielo es el mejor aliado de una madre


"Mi hijo Arturo se había vuelto un jipi desobligado. Se la pasaba leyendo libros gordos y fumando mariguana y yo le pedí a Nuestra Señora de Zapopán que le enderezara su carrera y gracias a ella mi muchacho sigue leyendo sus librotes y fumando, pero ya se consiguió un buen trabajo y se puso zapatos". 


2 comentarios:

  1. Excelente, y esperanzador. Con fe, hasta de la filosofía de puede salir con bien. Feliz
    Año

    ResponderEliminar

Echar la persiana

Estaba decidido a echar la persiana y cerrar definitivamente este Café de Ocata, que tantos buenos momentos me ha deparado. Los tiempos camb...