miércoles, 22 de enero de 2020

Haremos de carne humana la estatua de Robespierre



El 7 de noviembre de 1901 se estrenó en el Teatro de la Zarzuela El Bateo, de Chueca.

Uno de sus personajes es Wamba, vecino de Lavapiés, que no sabe “más que tangos anarquistas, dinamitistas y petroleristas”, que bebe “bebidas fuertes, como mis ideas” y que está tan avergonzado de llevar el nombre de un rey godo, que nada más de pensarlo le dan arcadas:

“… Pensar que yo, presidente de cuatro
cluses socialistas y secretado de La tea incen-
diaria, tengo el nombre de un monarca, y
de un monarca cursi...) 


Le parece cursi porque es gótico, que para él “es lo mismo”.

A lo que vamos. Wamba es un idealista que tiene muy claro su programa de gobierno:
 

“Haremos de carne humana
la estatua de Robespier,
para que sirva de ejemplo
el mártir aquél”. 


Pero Wamba quiere también ser el padrino del hijo de su amigo Lolo:

“…y si Lolo me deja que yo le
eduque, lo primero que le enseño son las
tres us que constituyen nuestra doctrina:
Utopía, Unión y Huelga”.

4 comentarios:

  1. "Y haremos doscientas partes
    del oro de la nación
    la una para vosotros
    y el resto...(coro: ¿qué?)
    ...p'a un servidor".
    Y es de 1901 jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran zarzuela. Divertidísima y con una música excelente.

      Eliminar
  2. La zarzuela entera:

    El Bateo (bautizo)
    https://www.youtube.com/watch?v=UKzCtdkw4h8

    Sobre El bateo
    https://es.wikipedia.org/wiki/El

    ResponderEliminar
  3. "Yo quiero ver cien nobles
    colgados de un farol,
    racimo que un día
    vendimie la nación
    Yo soy descamisado
    y quiero la igualdad
    si yo no tengo nada,
    que nadie tenga más."

    "El pensamiento libre
    proclamo en alta voz
    y muera el que no piense
    igual que pienso yo."
    Zarzuela La Marsellesa de Manuel Fernández Caballero (1876)
    ¡Que viva la zarzuela!(Acabo de caer en el doble sentido)
    M.L.S.E.

    ResponderEliminar

Un pollo al ajillo y otros esplendores

Hay días a los que redime un plato sencillo que sale perfecto, hoy, por ejemplo, un pollo al ajillo. Reconozco que en la cocina (y no digo q...