domingo, 20 de noviembre de 2011

La última frase de un libro

"The repressive imperative cannot be repressed"
Philip Rieff

Unas páginas antes he leído: "Survival: that is the meal ticket of all acceptable immoralities" y esto otro: "Religion can no longer save the individual from forming his private neurosis, for he has become his own religion: taking care of himself is his ritual now, and health is the ultimate dogma. With the end of religious community, the sects become countless, each with a membership of one."


3 comentarios:

  1. Magnífico. "Habemus papam", la vi ayer y me tronché de risa (conecto mucho con el humor de Moretti), tiene cargas de profundidad (esa infantil soledad neurótica)

    ResponderEliminar
  2. Tomo tus elogios como una recomendación. Que seguiré.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ojalá fuéramos, como apunta Rieff, una secta cada uno! Quiá, el gregarismo -¡ojalá, en su lugar, gozáramos del "gregorismo"...!- nos empuja a re-ligarnos con cualquiera que se nos ponga al lado, sea o no saludable su aspiración suprema. A lo largo de la vida he encontrado escasísimas "individualidades", y sí muchas repeticiones, calcos casi, de lo anodino y lo temeroso, del desamparo. Hay mucho hijo suelto buscando padres por cada esquina...
    Pinta bien, la de Moretti, cuya "Caos calmo" es una joya que, a mi entender, pasó un poco desapercibida.

    ResponderEliminar

Hoy, mermelada

Otro día intenso. Y satisfactorio. He comenzado la mañana merodeando por un par de librerías de viejo, haciendo tiempo, porque a las 12:00 m...